“Me llamaron a Sevilla para darme el pésame”

El alcalde de Antas, Pedro Ridao Zamora (PSOE) hizo más de mil kilómetros en balde. Nada cambiará. Ni la ubicación de la macrosubestaciñon eléctrica junto al volcán protegido como BIC del Cabezo María ni el trazado de la nueva línea proyectada de alta tensión


El alcalde (dcha) en un momento de la reunión junto al delegado de REE y el subdelegado del Gobierno.


ALMERÍA HOY / 09·11·2022

El delegado del Gobierno en Andalucía y el de Red Eléctrica Española desmintieron a la ministra. No hay ningún cambio previsto en el trazado de la nueva línea eléctrica que conectará la comarca con Baza y la macrosubestación se construirá junto al Cabezo María. Ridao está “cabreado”. Anuncia acciones legales y movilizaciones.

- ¿Con qué espíritu volvió de su reunión con los representantes del Gobierno y Red Eléctrica sobre el cambio del trazado de la línea Baza-Antas?
- Muy decepcionado y cabreado. Me hicieron ir a Sevilla con unas expectativas falsas.
- ¿Se refiere a las que despertó en usted la ministra de Transportes cuando le comunicó durante la última campaña electoral que la subestación eléctrica de cinco hectáreas proyectada junto al Cabezo María podría construirse en otro lugar?
- Correcto. Sus palabras me habían tranquilizado. Nos aseguró que no había nada decidido aún. Dijo que estaban estudiando el proyecto y pronto tendríamos noticias favorables. Eso fue el 18 de junio. Se convocó una reunión para el 8 de julio al objeto de conocer los resultados de ese estudio, pero Red Eléctrica Española (REE) la aplazó aludiendo problemas de agenda de su delegado en Andalucía. Harto de esperar una nueva fecha que nunca llegaba, di un puñetazo sobre la mesa y provoqué el encuentro para que me dieran esas informaciones tan buenas que me había prometido la ministra durante la pasada campaña electoral.
- ¿Se las dieron?
- Todo lo contrario. Me llamaron para darme el pésame. Lamento mucho decirlo, pero fue así. Me llamaron sólo para darme el pésame. Fue el pasado 27 de septiembre, y les dejé bien claro que en Antas no nos vamos a quedar con los brazos cruzados. De momento, ya he puesto el expediente en manos del gabinete jurídico del Ayuntamiento para presentar un recurso en el juzgado de lo Contencioso. Quiero que quede muy claro que no nos oponemos a la obra. Estamos convencidos de que tanto la subestación como la línea son de gran importancia para toda la comarca. Nosotros apoyamos esas infraestructuras, pero nos oponemos a la ubicación prevista por REE. Queremos que la empresa pública nacional acepte emplazar ese enjambre de cinco hectáreas 800 metros más lejos de un sitio tan emblemático como el Cabezo María, y que cumpla la ley situando las torres y los cables por el corredor previsto en el Plan de Ordenación del Territorio del Levante Almeriense (POTLA) en lugar de partir por la mitad Aljáriz, Jauro y todo el municipio.
- Concretamente, ¿qué le expresó la ministra cuando visitó Antas?
- Que estaba estudiando la posibilidad de cambiar la ubicación de la subestación y el trazado de la línea. Me aseguró que había muchas posibilidades de que ocurriera, pero, al parecer, la realidad es otra muy diferente. Le han dado la vuelta. El delegado de REE y el del Gobierno de España en Andalucía me informaron que el proyecto actual se firmará próximamente por el Ministerio. Cuando me lo dijeron, les contesté que allí estábamos perdiendo el tiempo y advertí que presentaremos un contencioso y emprenderemos una campaña de movilizaciones. No nos vamos a quedar quietos mientras Red Eléctrica y el Gobierno de España se saltan la ley. Les animé a que rompan el POTLA ya que se empeñan en no cumplirlo.
- ¿Tan seguro está de que el trazado propuesto incumple la ley?
- Absolutamente. El artículo 88 del POTLA establece que las redes eléctricas de potencia superior a 250 kilovoltios, y la prevista en este proyecto es de 400, han de ser soterradas o discurrir por los pasillos establecidos en el Plan de Ordenación del Territorio, en este caso junto a la A-7. Sin embargo, aquí no lo han tenido en cuenta. Han tirado en línea recta, campo a través, por lugares tan emblemáticos como Lugarico Viejo y el Cabezo María, que son Bienes de Interés Cultural (BIC).
- Y cuando usted les recordó el texto de la ley, ¿qué le respondieron?
- Me dieron la razón, pero siguen adelante con sus planes. Por eso estoy tan indignado y cabreado. Voy a defender a mi pueblo. Tarde o temprano dejaré de ser alcalde, pero la subestación permanecerá para siempre, así que me toca ponerme el mono para frenar este atropello. Los vecinos de Antas tienen los mismos derechos que los del Paseo de la Castellana y los de Vera o Cuevas, dos municipios que no quisieron la subestación en sus términos antes de que acabaran fijándola en el nuestro. Ya he avisado que seré el primero en ponerme delante de las máquinas, y tengo la seguridad de que me acompañará todo el pueblo.
- ¿Tan seguro está de que se movilizarán los antusos?
- No tengo la menor duda. No sólo han ninguneado al alcalde. Han afrentado a todo el pueblo al obcecarse en mancillar lugares sagrados para nosotros. Hablo desde la decepción. No ha prevalecido el sentido común en este asunto. Pedimos algo tan simple como mover 800 metros el lugar escogido para la subestación y que el trazado de la red discurra por donde establece la ley. Si el Gobierno no transige, buscaremos justicia en los tribunales.
- Antes ha revelado que en el trascurso de la reunión le dieron la razón, ¿podría concretar quién? ¿los técnicos o los políticos?
- Los políticos, es decir, tanto el delegado del Gobierno en Andalucía como el subdelegado en Almería. Los técnicos se limitaron a señalar que el proyecto de subestación y de la línea Baza-Antas, en el que siguen mencionando como término a La Ribina a pesar de no ubicar la subestación en Vera, ya está redactado y sólo a falta de ser firmado. Pero antes iré a Madrid para que la ministra me diga a la cara por qué se salta la ley y ningunea a todo un pueblo. Le daré esa opción antes de ir a más, porque no estoy dispuesto a que Antas se coma ese ‘jamón’ de cinco hectáreas de subestación junto al Cabezo María con chorreras de torres de más de 70 metros partiendo Aljáriz, Jauro y todo el municipio. Porque están hipotecando el futuro del pueblo.
- ¿Cuánto de emocional hay en esta causa que usted ha emprendido?
- No niego que hay una buena parte, pero insisto en que pedimos algo objetivamente justo: Que el Gobierno de España cumpla la ley.
- ¿Continuará la vía del diálogo?
- Nunca renunciaré a hablar, pero no volveré a ir a Sevilla para que me digan lo mismo. Puedo entender que no renuncien al 100% de su proyecto, pero no a que se nieguen a mover ni un ápice sin tan siquiera ofrecer una explicación. Ahora tendrán que dársela a un juez.
- ¿Confía en que aún quede tiempo para un acuerdo?
- No lo sé. Yo esperaba un gesto que no ha existido. Ahora convocaré a los demás alcaldes de municipios afectados por la línea Baza-Antas. En cuanto a las plataformas que conozco, se oponen radicalmente a la red. Nosotros no. Somos conscientes de que es una infraestructura necesaria para garantizar el desarrollo de la comarca. Recuerdo que se obligó a soterrar el gasoducto de Argelia. Si el Gobierno y REE tienen que hacer un esfuerzo para insertar la nueva red de alta tensión en el pasillo eléctrico junto a la autovía, que lo hagan. No supone tanto en una obra con un presupuesto de 75 millones de euros.