<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

"El tijeretazo en el presupuesto de los socorristas no garantiza el servicio en Semana Santa ni en septiembre"

Aguilar desvela que ese es “el arreglo” para corregir los errores de cálculo salarial que el PP había cometido, además de reducir su jornada diaria en 1 hora


Carmen Aguilar

ALMERÍA HOY / 27·02·2020

La concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Carmen Aguilar, ha criticado el nuevo “tijeretazo” que han dado el alcalde y su equipo de gobierno a la presencia de socorristas en las playas como “arreglo” al error de cálculo salarial en el contrato con el que se hará una empresa, que conllevó la reformulación de la oferta municipal. De esa manera, desde el PP han mantenido el mismo importe a pagar a la empresa adjudicataria a cambio de recortar aún más un servicio que ya se veía mermado con respecto a 2019, lo que se traduce, hoy por hoy, en que se sigue sin garantizar la presencia de socorristas en Semana Santa, en que se hace desaparecer su labor diaria durante septiembre y no estarán tampoco en el Puente de la Hispanidad y en que, por último, su horario diario es de 12 a 8 de la tarde, una hora menos de lo inicialmente previsto. Una jornada de atención insuficiente, ha incidido la edil, si se tiene en cuenta que los tres ahogamientos registrados la temporada pasada se produjeron antes en la mañana o después en la tarde, que es cuando se concentra la afluencia de mayores y niños.

Aguilar ha considerado que “la seguridad de los almerienses no tiene precio y el apoyo al sector turístico tampoco debería de tenerlo”. Pero, según ha lamentado, “el PP sí se lo pone, y muy bajo” y, por eso, “el único arreglo” que dan al error que había cometido el propio equipo de gobierno “ha sido mantener el mismo dinero previsto inicialmente para el contrato y, a cambio, poner menos días y menos horas a los socorristas en las playas”. La reducción de casi un 30% en el número de horas de servicio contempladas es tan elevada que, según han resaltado los socialistas, “ni esperando, como están, que alguna empresa les regale horas por quedarse con el servicio van a poder compensarlo, porque lo máximo que se puede ofrecer como mejora es cubrir en torno a un 4% del tijeretazo efectuado”.

No es el SMI

Además, la edil ha recordado que la equivocación en los cálculos sobre el coste salarial que ha desembocado en estas nuevas condiciones se repite por segunda vez, después de que ocurriera en la contratación del servicio para 2018 y 2019 y ha asegurado que, a diferencia de lo que quiere hacer creer el PP, no responde en exclusiva a la necesidad de adecuar la oferta municipal al incremento del salario mínimo profesional por parte del Gobierno. Una subida que, por otro lado, ha señalado “que entendemos que debería de ser un motivo de alegría para el alcalde y el PP, como para los socialistas, porque los socorristas, como otros trabajadores, pueden tener sueldos más dignos”.

No pasa en otros municipios

Carmen Aguilar ha puesto el foco en la obligación que tiene el gobierno municipal, a juicio del PSOE, de garantizar el servicio de socorristas por sus propios medios en momentos de tanta importancia turística como la Semana Santa o cuando todavía se está en vacaciones escolares durante septiembre, además de contraponer lo que está sucediendo en la capital “con lo que no pasa en otros municipios importantes de la costa almeriense, como Roquetas de Mar o El Ejido”.

Pero, ha continuado, la realidad es que en la capital resulta que “la eterna promesa” del alcalde y el PP de contar con socorristas en las playas en Semana Santa es algo “que nunca se cumple, a excepción del año pasado coincidiendo con las elecciones municipales”.

Por todo ello, desde el PSOE han subrayado su compromiso para seguir defendiendo la correcta gestión de este asunto, con tanta repercusión social y económica. “Los almerienses se merecen un alcalde que garantice la seguridad de las playas, con socorristas desde Semana Santa, e ininterrumpidamente desde entonces durante el plan de playas, y que tengan con un horario adecuado, que es lo que, lamentablemente, no está haciendo”, ha enfatizado. Porque ese, ha concluido, debería de ser el primer paso para alcanzar el objetivo de “tener playas llenas de actividad los 365 días del año”.