<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Vivía entre 140 plantas de marihuana en un piso de Almería

Las plantas ocupaban dos habitaciones de las tres con las que contaba la vivienda


Parte de la plantación encontrada en el piso.

ALMERÍA HOY / 09·12·2019

Agentes de la Policía Nacional en un nuevo operativo contra el cultivo de marihuana, han detenido a una persona y desmantelado una nueva plantación indoor de marihuana en el barrio de la Plaza de Toros de Almería.

La apariencia exterior de la vivienda era la normal, salvo por la instalación de dos máquinas de aire acondicionado que permanecían funcionando las 24 horas del día, y el sellado de las ventanas que presentaban las persianas bajadas a cualquier hora del día y de la noche.

Las vigilancias llevadas a cabo por la Policía Nacional confirmaron los extremos anteriores, así como las medidas de seguridad adoptadas por el detenido y único morador a la entrada y salida de la misma, con giros inesperados, trayectos incongruentes para acudir al inmueble o, realización de paradas innecesarias en las inmediaciones de la vivienda, para detectar actividad policial en la zona.

Dos de las habitaciones escondían 140 plantas de marihuana

Durante la práctica del mandamiento de entrada y registro, los agentes observaron que dos de las habitaciones de la construcción se destinaban al cultivo de plantas de cáñamo, con la disposición de los medios necesarios para la prosperidad de las plantaciones.

En la primera de las habitaciones se encontraban en proceso de crecimiento y floración 95 plantas de marihuana, 8 lámparas, 8 bombillas de 600 w y un extractor. En la segunda de las habitaciones fueron halladas 45 plantas, 6 lámparas, 6 bombillas de 600w, un filtro de aire y un extractor.

El resto del inmueble se destinaba a vivienda del arrestado, dónde fueron intervenidos 70 gramos de cogollos de marihuana y dos básculas de precisión -"tanitas"-.

Además del delito contra la salud pública, el detenido ha pasado a disposición judicial, acusado del delito de defraudación de fluido eléctrico, dado que la vivienda contaba con una acometida ilegal a la red eléctrica, dónde el consumo generado no quedaba registrado en contador alguno.