<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

“Vamos a declarar la guerra a todas las administraciones porque son unos parásitos”

El presidente de ASAJA-Almería asegura que los agricultores están hartos de que la burocracia de este país les “haya faltado al respeto” y salen hoy a la calle exigiendo la consideración que merece el sector.

Pascual Soler, presidente de ASAJA-Almería

ALMERÍA HOY / 18·11·2019

“Vamos a declarar la guerra a todas las administraciones, porque son unos parásitos y nos ha faltado al respeto. En la vida hay que dar a veces un puñetazo sobre la mesa porque las palmaditas en la espalda no resuelven nada”, ha declarado Pascual Soler, presidente de ASAJA-Almería, a RADIO ACTUALIDAD en la víspera de la movilización del sector agrícola almeriense convocada para el día de hoy, 19 de noviembre.

“Yo sabía –prosigue- que el funcionamiento de la burocracia en este país era desesperantemente lento, pero no podía imaginar que esa falta de agilidad significara, por poner un ejemplo, que existan expedientes en Medio Ambiente amontonados sin resolver desde hace 15 años”.

“Uno se queda encogido y frío, porque cree que todo el mundo cumple con su trabajo y se encuentra que no es así. No es lógico que una ciudad como Cuevas del Almanzora lleve más de 20 años sin normas urbanísticas, y yo mé pregunto qué administración tenemos”.

“La dejadez –añade- se extiende como metástasis de un mal que afecta a todos los ámbitos de la Administración, desde los Ayuntamientos hasta el Gobierno de España pasando por la Junta de Andalucía”.

“Por cierto –señala Soler-, que el Ejecutivo autonómico parece haber despertado y por fin se han dado cuenta, eso nos dijeron el viernes pasado, que es cierto que, como venimos denunciando desde hace tiempo, existen empresas en Almería que etiquetan como producidos en nuestra provincia género que compran en Marruecos y han comenzado a realizar controles”.

“Yo me pregunto quién ha cobrado los aranceles correspondientes a esas importaciones y dónde está ese dinero, porque parece que nadie lo sabe. Así, mientras unos listos se forraban comprando naranjas en África, que entraban por los puertos de Castellón y Valencia, nosotros teníamos que dejar las nuestras en los árboles”.

El presidente de ASAJA-Almería advierte que los precios bajos han provocado ya que “se hayan quedado sin cultivar en Almería 7.000 Has de tomate y 1.500 de judías verdes”.

“Los agricultores -agrega- no podemos seguir aguantando que tres grandes compradores se unan para imponer los precios de nuestros productos, y nos paguen entre 30 y 40 céntimos el kilo por mercancías que ellos venden a 2 euros e incluso más”.

"Sin embargo -concluye Pascual Soler-, lo más importante de todo es que nos hemos puesto de acuerdo todo el sector, tanto las organizaciones de agricultores como las alhóndigas. Es necesario implementar cambios en toda la cadena por el futuro de la Agricultura en nuestra provincia”.