<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Le demanda matrimonio insultándolo y golpeándolo con un palo

La mujer acabó denunciándolo por malos tratos, amenazas e injurias, pero el juez lo absuelve gracias al testimonio de un vecino




ALMERÍA HOY / 07·06·2018

El Juzgado de lo Penal 5 de Almería ha absuelto a M.T., hombre de nacionalidad marroquí y residente en El Ejido, quién había sido acusado por su amante de maltrato, amenazas e injurias. M.T., casado y con un hijo, había admitido mantener una relación con ella, también de nacionalidad marroquí, entre 2010 y 2012, si bien él negaba las acusaciones, y de hecho, según su declaración en sede judicial, la denunciante le había amenazado previamente con «mandarlo a la cárcel» si no le pedía matrimonio.

La sentencia, consultada por ALMERÍA HOY, incluye la declaración del denunciado, de la denunciante y de un testigo, vecino de la vivienda donde ocurrieron los hechos. Ésta viene a confirmar lo declarado por el denunciado, quien apunta que «todo es incierto, que conocía a la denunciante porque era una chica a la que pagaba para mantener relaciones sexuales, que ella le dijo que si no se casaba con ella, le mandaría a prisión».

El denunciad declara que hace dos o tres años que no la veía, y que el 24 de abril ella le llamó dos veces, una con su número de teléfono que no cogió al verlo, y otra con otro que no conocía. Que ella se presentó en casa, llamó y no abrió, pero tenía la ventana entreabierta y con un palo le dio a él; pero que él no abrió la puerta hasta que llegó la Policía Nacional. Él estaba solo en la casa, no estaban ni la mujer ni el hijo,

En cambio, la denunciante declara que fueron novios hasta 2017, hasta que se enteró que el acta de matrimonio era falsa; a partir de ahí decidieron dejarlo por tres meses. Que el 24 de abril el acusado la llamó para que fuera a su casa, y cuando llamó a la puerta le dijo que era una puta —indica que que ha estado con él durante siete años y nunca la ha amenazado—; que solía ir a su casa cuando éste se peleaba con su mujer, y cuando le abrió la puerta la golpeó y la cogió del cuello y le dio con un palo, y también le dijo que la mataba.

Finalmente se tiene en cuenta la declaración de un vecino que lo vio y escuchó todo, y que asegura que tras escuchar ruidos —vive pared con pared— salió a la calle y vio a la mujer golpeando con un palo por la ventana y diciendo que si no se casaba con él lo mandaba a la cárcel, algo que acompañaba con abundantes palabrotas. Además, el testigo señala que el acusado salió a la calle a los diez minutos, cuando llegó la Policía Nacional, y que ni vio agresión por su parte ni escuchó amenaza alguna.