<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Abronca al marido por querer regalar una caja de pimientos y después le acusa de malos tratos

El juez no ve delito y le absuelve. Toma en cuenta que los agentes encontraron a la mujer sobre el marido inmovilizado


Imagen de archivo.

ALMERÍA HOY / 28·05·2018

Lo que comenzó como una discusión entre un matrimonio de El Ejido mientras trabajaba en su invernadero terminaría después en los tribunales de la capital almeriense, donde un juez ha absuelto al hombre de un delito de malos tratos después de que su mujer le denunciara tras discutir porque él pretendía regalar una caja de pimientos.

Según la sentencia, consultada por ALMERÍA HOY, los hechos se remontan a mayo de 2016, cuando sobre las 17.30 horas, en un invernadero del paraje Puesto Juárez de San Agustín, en la localidad ejidense, «mantuvieron una discusión por una caja de pimientos que quería regalar el acusado».

El juez estima que no consta que el acusado golpease a su esposa, y remarca en su sentencia que «este tribunal tiene serias dudas en la forma que ocurrieron los hechos, pues el testimonio tanto de la denunciante, como del hijo de ambos, con la inmediación que ha dispuesto este juzgador, no es creíble, en esencia en si hubo o no patadas por parte del acusado a su esposa. Pues mientras ésta indica que se producen cuando ambos tienen la caja de pimientos y forcejean con ella para que no sea regalada, el hijo que ha depuesto, dice que el acusado cuando tenía la caja, estaba separado de su madre, y que el intervino para que no pasara nada, siendo las patadas posteriores».

«Si a ello unimos —continúa exponiendo el magistrado en la sentencia— las divergencias que hay entre la primera declaración de la denunciante y la que hace al día siguiente en el Juzgado. En especial porque en la primera no dice nada de haber recibido patadas, unido a que lo único cierto es que como consta en el atestado, cuando llegaron los Agentes al invernadero, el acusado estaba tirado en el suelo y su mujer encima sujetándolo, es difícil entender que sea cierta la versión de la denunciante, la cual, no podemos olvidar, desde que ocurrieron los hechos ha sacado más de 100.000 euros de la cuenta conjunta que tiene con el acusado. Por todo ello la sentencia ha de ser necesariamente absolutoria», finaliza.