<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

El Ayuntamiento de Dalías habría gastado más de 58.000 euros en cenas y regalos entre 2005 y 2010

Coincidiendo con las celebraciones navideñas y las fiestas de la localidad


Ayuntamiento de Dalías. | Archivo.

ALMERÍA HOY / 05·03·2016

El Ayuntamiento de Dalías habría gastado más de 58.000 euros en cenas y regalos entre los años 2005 y 2010, según ha denunciado el alcalde de la localidad, Francisco Giménez (PSOE), quien asegura haber hallado en el Consistorio una veintena de facturas por estos conceptos.

En un comunicado, el primer edil ha pedido explicaciones al portavoz del Partido Popular, Jorge Gutiérrez, teniente de Alcaldía y tesorero municipal durante ese periodo, reclamándole que «asuma las responsabilidades» por lo que considera un «despilfarro» del dinero público que «no debería quedar impune».

La primera de las facturas, detalla Giménez, se remonta a la Navidad del año 2005, cuando el Ayuntamiento gastó 3.400 euros en la compra de 60 jamones.

Al año siguiente, continúa, coincidiendo con las fiestas de la localidad, el Consistorio organizó dos cenas con 52 y 66 invitados, que tuvieron un coste total de 6.400 euros. Mientras que en las Navidades de ese año, realizó una compra de jamones por valor de 4.100 euros, así como de vino, aceite (65 latas) y pescado fresco por un importe de 3.600 euros.

En 2007, el Ayuntamiento organizó una nueva cena para 80 personas durante las fiestas, que generó una factura por 4.550 euros. Comprando en Navidades aceite, mantecados y 67 jamones por valor de 4.300 euros; a los que habría aún que añadir los 3.000 euros en bebidas y 1.400 en pescado fresco que, según sostiene el PSOE de Dalías, se gastaron en la cena de Navidad.

La comida de las fiestas, a la que asistieron 69 invitados, ascendió 4.550 euros en 2008, mientras que la de Navidad supuso un gasto de 5.800 euros en bebidas y 2.000 en pescado. Además, se compraron 100 jamones por valor de 3.100 euros.

En este año, considera el actual alcalde, «la desfachatez llegó al punto» de cargarle al Ayuntamiento «las facturas de las bombonas de butano» que se utilizaron para la preparación de la cena.

En 2009, señala Giménez, la cena de las fiestas costó 5.200 euros, ascendiendo a 2.700 euros la factura de las bebidas de la cena de Navidad.

Por último, en 2010, la comida de Fin de Año supuso un coste de 1.600 euros en pescado y 2.000 en bebidas.

Francisco Giménez, quien no ha facilitado copia y detalle de las facturas junto a su comunicado, ha calificado de «despropósito» estos gastos, criticando duramente por ellos al Partido Popular.