<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

El Gobierno de España deja sin mascarillas a los hospitales andaluces

El requisamiento del principal proveedor del SAS deja sin suministro al Sistema Andaluz de Salud según informa el consejero al Ministro Salvador Illa.


El consejero de Sanidad comunica el incidente por escrito al ministro exigiendo una solución.

ALMERÍA HOY / 18·03·2020

Un error achacable a falta de coordinación ha agudizado el desabastecimiento de mascarillas en los hospitales andaluces al requisar el Ministerio de Sanidad las fabricadas por el principal proveedor del Sistema Andaluz de Salud (SAS).

Así se desprende de la carta remitida por el consejero Jesús Aguirre a su homólogo en el Gobierno de España, Salvador Illa.

"El presente escrito es para poner de manifiesto la situación de absoluta precariedad en que el Sistema Público de Salud de Andalucía ha sido abocado tras el requisamiento de 150.000 mascarillas el pasado domingo 15 de marzo a nuestro principal proveedor de dicho material y que mantenía un suministro regular de aproximadamente 200.000 mascarillas semanales" dice el escrito.

"Por otro lado -continúa-, nos comunican algunos del resto de nuestros proveedores que han contactado con ellos desde el Ministerio de Sanidad para derivar su producción, incluidos los pedidos que teníamos en curso".

"A pesar de una gestión de compra con previsión adecuada a nuestra proyección de consumo ante la actual contingencia, su adecuada distribución y administración de stocks, en este momento apenas tenemos existencias para el resto de semana y comenzamos a sufrir las consecuencias de dicha escasez, por lo que tanto la seguridad de los pacientes como d elos profesionales se está poniendo en riesgo".

El consumo semanal previsto son 250.000 mascarillas quirúrgicas, 30.000 FFP2 y 20.000 FFP3".

"Ante la situación de extrema gravedad generada exigimos que, desde la responsabilidad asumida por el Gobierno de España, se garantice de manera inmediata a los andaluces el suministro suficiente para atender las necesidades descritas, y que, por otra parte de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, se tenían perfectamente programadas", concluye el consejero.