<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

El alcalde de Carboneras tarda cinco meses en dar permiso a un vecino para consultar la información solicitada

El permiso fue otorgado al día siguiente de que el solicitante fuese entrevistado en RADIO ACTUALIDAD. Cabe recordar que el regidor José Luis Amérigo (PSOE) denunció a su antecesor Salvador Hernández (Gicar), que fue condenado a 1 año de inhabilitación, por entregarle actas al cabo de "dos meses"


Terrenos objeto del convenio sobre el que el alcalde de Carboneras ha tardado cinco meses en facilitar el acceso a la información solicitada por un vecino.

ALMERÍA HOY / 09·03·2020

El alcalde de Carboneras, José Luis Amérigo (PSOE), ha concedido el pasado viernes, 6 de marzo, permiso al presidente del club de petanca Los Barquicos, Antonio Belmonte, para consultar la documentación solicitada el 11 de octubre de 2019.

Belmonte había solicitado en esa fecha información relativa al convenio suscrito por el Ayuntamiento carbonero con el club de petanca Los Barquicos a resultas del cual, el Consistorio realizó trabajos de adecentamiento en un solar privado y corrió con los gastos generados a ese espacio que cedió al citado club deportivo.

Sin embargo, Amérigo no respondió a la solicitud del presidente del club de petanca Los Barquicos hasta 24 horas después de que, cinco meses después de registrada su petición, Antonio Belmonte denunciara tanto el convenio como la falta de respuesta del Gobierno municipal, "que tenía legalmente 30 días para hacerlo", en una entrevista concedida a los servicios informativos de RADIO ACTUALIDAD.

"¡Qué casualidad! -dice Belmonte- Cinco meses esperando respuesta y han bastado cinco minutos en la Radio para que el alcalde me envíe un agente de la Policía Local con el permiso para consultar los documentos".

Cabe recordar que José Luis Amérigo denunció hasta en dos ocasiones al ex alcalde independiente Salvador Hernández (Gicar) por un delito contra los derechos cívicos al entorpecer su acceso a la información. Entre otras cosas, el actual regidor reprochaba a su antecesor que tardara "dos meses" en entregarle actas. A consecuencia de ello, Hernández fue condenado a 1 año de inhabilitación, sentencia que le apartó de la alcaldía.