<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

A la cárcel sin fianza los presuntos violadores de una joven en Artés de Arcos

Los dos hombres, amigos de un hermano de la víctima, se encontraron con la víctima en un pub al que esta había acudido con su expareja



ALMERÍA HOY / 24·01·2020

El Juzgado de Instrucción número 6 de Almería ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de C.A.M.G. y J.H.R.M., dos hombres de 29 y 37 años respectivamente, que presuntamente violaron a una joven de 21 años el pasado lunes en la capital almeriense.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado a Efe de que el asunto se investiga provisionalmente como un delito contra la libertad sexual y el juez ha enviado la causa al Decanato para su reparto al juzgado correspondiente.

Fuentes judiciales han precisado además que los presuntos autores de la agresión sexual fueron detenidos por la Policía Nacional el pasado miércoles por la tarde y pasaron ayer a disposición judicial, tras lo que se ordenó su ingreso en prisión.

Las fuentes consultadas han explicado que los dos hombres, amigos de un hermano de la víctima, se encontraron con la mujer en un pub al que esta había acudido con su expareja durante la madrugada del pasado 20 de enero.

Cuando pasadas varias horas cerró dicho local, la denunciante, C.A.M.G., J.H.R.M. otro hombre y otra mujer se dirigieron al domicilio de esta última en la capital almeriense.

Una vez allí, estuvieron hablando, bebiendo y escuchando música en el dormitorio de la segunda mujer, hasta que esta y el otro hombre abandonaron la habitación, quedándose solos la víctima y los investigados. Fue entonces cuando presuntamente J.H.R.M. y C.A.M.G. agredieron sexualmente a la joven.

Según las fuentes consultadas, la otra mujer entró una primera vez en el dormitorio mientras tenían lugar la supuesta violación para pedir que dejaran de hacer ruido, sin darse cuenta en ese momento de lo que ocurría, y en una segunda vez que accedió a la habitación sacó a la víctima.

La joven presuntamente agredida llamó a su expareja para que la recogiese, cosa que este hizo, y cuando iban en el coche, el hombre insistió en avisar al hermano de la víctima sobre lo que había ocurrido, lo que provocó que la mujer se bajase del automóvil y accediese a una tienda ubicada entre la calle Artés de Arcos y la avenida de la Estación de Almería.

Una vez allí, una trabajadora del establecimiento alertó a la Policía Nacional al ver el estado en el que se encontraba la joven, que fue trasladada a la Comisaría de Almería por los agentes que acudieron para socorrerla, y donde se registró la denuncia.