<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Cinco años por rajar a su compañera con un vaso roto y agredir al testigo que la defendió

La mujer sufrió una herida de cuatro centímetros y el hombre dos fracturas en los dedos de una mano como consecuencia de la agresión.



ALMERÍA HOY / 10·11·2019

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a penas que suman cinco años de cárcel a un hombre que hirió con los cristales de un vaso roto a su compañera sentimental cuando ella quiso dejar la relación y agredió a un viandante que acudió en auxilio de la víctima.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, considera a M.D. autor de dos delitos de lesiones, uno de ellos en el ámbito de la violencia de género, y le prohíbe acercarse tanto a la mujer como al desconocido que la auxilió por periodo de cuatro años a menos de 200 metros.

Los hechos se remontan al pasado 26 de septiembre cuando M.D., quien mantenía una relación sentimental con la víctima, se encontraba en su compañía en una cafetería del municipio de El Ejido.

Él inició una discusión después de que ella le dijese que quería dejar la relación y, en el transcurso de la riña, "cogió el vaso que había en la mesa en la que estaban sentados y, sin mediar palabra, lo golpeó contra la mesa produciéndose un corte en el brazo".

A continuación, según recoge el fallo, con ánimo de menoscabar la integridad física de su compañera, "le produjo igualmente a esta un corte en el antebrazo".

Cuando salieron del local, comenzó otra discusión en la que M.D. "empujo y zarandeó a la víctima", quien pidió auxilio. Acudió entonces la otra víctima, quien "llegó a golpearse contra una farola como consecuencia de los golpes propinados por el acusado".

La jueza Eva María Campos señala que el acusado negó la totalidad de los hechos pero que incurrió en "contradicción" con respecto a sus declaraciones en sede policial y judicial, y con respecto a la perjudicada y el testigo presencial de los hechos, "quien también fue agredido por el acusado al acudir en auxilio de la víctima cuando estaba siendo zarandeada y empujada por el acusado en la salida del bar".

"Son declaraciones que se mostraron serias, firmes y congruentes con los hechos denunciados", remarca para indicar que "no se puede poner en duda que las lesiones que presenta" la persona que auxilió a la víctima "han sido motivadas por los golpes que recibió del acusado contra una farola".

Con respecto a la violencia de género, destaca que la mujer presenta una herida de corte que es "compatible" con los hechos que denuncia y alude a las testificales de los policías que afirmaron que el hombre que la auxilió les dijo que "intervino para separarlos" y que el propio M.D. le dijo que ella era su pareja desde hacía seis meses.

La mujer sufrió una herida de cuatro centímetros en el antebrazo izquierdo, que precisó sutura y siete días de curación mientras que él sufrió dos fracturas en un dedo con inmovilización y de lo que tardó en curar 28 días.

La sentencia, que impone al acusado sendas indemnizaciones de 250 y 1.600 euros, ordena que cumpla dos tercios de la pena impuesta y que el resto se sustituya por expulsión del territorio nacional por periodo de diez años.