<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Los agricultores se organizan contra los bajos precios

Hoy constituirán una asociación y preparan movilizaciones.


Imagen de la concentración

ALMERÍA HOY / 28·10·2019

Los agricultores que se manifestaron el martes 22 en el polígono La Redonda de El Ejido para bloquear la llegada de frutas y hortalizas a alhóndigas y comercializadoras se constituyen este lunes 28 como asociación y no descartan más movilizaciones del mismo estilo esta semana contra los "bajos precios" que cobran por el género.

Así lo ha señalado en declaraciones a Europa Press un portavoz de este movimiento, Joaquín López, conocido como Bernabé, quien ha explicado que esta decisión se ha tomado tras una reunión en la noche del viernes con una asistencia de entre 2.500 y 3.000 agricultores, no sin criticar que entre ellos no hubieran "políticos con peso", solo cargos locales de El Ejido y Berja (Almería), y reiterando su petición de una reunión con la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo (PP), para tratar el problema de su sector.

Bernabé, que ha lamentado igualmente que la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) y la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) "tampoco estuvieron", ha asegurado que los agricultores "están muy quemados" porque viven una "situación muy crítica" por la situación del mercado en la que "los precios no acompañan" y, a ello, se suma la "pasividad" de políticos y respecto a las comercializadoras. "Se cree que es una rebeldía que va a durar dos días y están todos equivocados", ha remarcado, asegurando que los agricultores quieren ir a la huelga porque ven que no tienen otra forma de ser escuchados, eso sí, siempre "sin usar violencia".

Respecto a esa mala situación acusada por los "bajos precios", el portavoz se ha referido al acuerdo de libre comercio alcanzado este verano entre la Unión Europea y los países que forman Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay), que ha definido como un "problema muy grave" porque a los países de Europa a los que los agricultores venden "ya no les vamos a hacer falta", de forma que "Almería, tal y como la conocemos, va a desaparecer". "Como Mercosur tome fuerza y te digo yo que esto lo mejor es poner la finca a la venta y dedicarse a otra cosa", ha ilustrado.

La concentración del martes 22 empezó a las 8,00 horas en el polígono La Redonda de El Ejido, iniciada por un grupo de agricultores que durante varios días visitaron decenas de cooperativas del Poniente almeriense y enviaron correos electrónicos para explicar la movilización y solicitar su colaboración, de forma que, según los protestantes, entre 30 y 35 de ellas han dejado de ingresar hortalizas durante la jornada.

Según cifras aportadas entonces por el propio Bernabé, la movilización, vigilada por la Guardia Civil, se hizo de forma pacífica. Los congregados, unos 1.200 o 1.500, se dispersaron poco antes de las 11,00 horas.

La concentración no había sido comunicada, aunque sí había sido precedida días atrás por parte de los manifestantes de una ronda de contactos con las empresas del sector, a las que se pidió que evitaran la entrada de producto durante la jornada, lo que no les impedía mantener el resto de su actividad.

"Importantes empresas del sector y grupos de comercialización entre las que se encuentran AgrupaAdra, Unica Group, Agroiris, Vicasol, Vefruber, Agrupaejido, Agroejido, Indasol, Romelina, Mabe, Ejidomar, El Pozuelo, Camposol y Agroponiente anunciaron su apoyo a esta iniciativa con paros", ha indicado por su parte la plataforma Agricultura Viva, cuya sede acogió recientemente una reunión de los productores en la que concretaron la necesidad de unir a los agricultores y e informar a las comercializadoras que adoptaran "voluntariamente medidas de paro" en la recepción y comercialización de frutos.

"EL AGRICULTOR, PRIMER ESLABÓN DE LA CADENA"

Bernabé ha reincidido este sábado en que el agricultor "tiene que levantar la voz y ser el que diga 'aquí mandamos nosotros'" por ser "el primer eslabon de la cadena alimentaria", una idea que ya defendió esta semana al argumentar que su trabajo "se tiene que ver más recompensado", ya que es de donde parte toda la producción que posibilita el negocio. "A siete céntimos no se puede pagar un pepino cuando luego en las grandes superficies se vende a 1,90 euros la pieza", ejemplificó entonces.

Con ello, reivindicó el papel de organizaciones de productores y políticos. "No se preocupan por nosotros y mandan a su placer cuando tienen que estar por el pueblo, hay que meterse más con los trabajadores durante toda la campaña", reclamó, antes de reconocer que el papel de estos agentes es necesario "porque tienen mucho camino recorrido" a la hora de hacer valer sus peticiones.