<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Exigen que el alcalde de Huércal de Almería se disculpe por "vejar" a una trabajadora

El PSOE asegura que la echó de una reunión por haber criticado la gestión municipal


Ángeles Castillo

ALMERÍA HOY / 25·09·2019

La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Huércal de Almería, Ángeles Castillo, ha denunciado los tintes “autoritarios” del alcalde del municipio, Ismael Torres, tras conocer que éste echó de una reunión a una trabajadora de ayuda a domicilio alegando que ésta era crítica con su gestión.

Para Castillo, resulta “inadmisible” que el alcalde haya “discriminado” a la trabajadora de una empresa concesionaria, a la que, además, “vejó delante de sus compañeros”, al obligarla a esperar fuera hasta que terminó la reunión.

Según relata la portavoz socialista, los hechos tuvieron lugar en la tarde del pasado martes, cuando iba a celebrarse una reunión entre el alcalde huercaleño y los trabajadores de la empresa que presta el servicio de ayuda a domicilio. Al llegar, el primer edil se dirigió a una de las asistentes y le exigió que abandonara la sala, alegando que era crítica con su gestión. Según han trasladado los trabajadores a la portavoz socialista, el alcalde argumentó que “ahora quien mandaba en Huércal era él y, por tanto, a la reunión asistiría quien él quisiera”. El PSOE ha calificado el episodio de “muy grave”. “Nos parece totalmente irresponsable por parte del alcalde y que denota tintes autoritarios e incluso intimidatorios contra la trabajadora”, ha señalado Castillo, quien recuerda que “un alcalde no puede tener una actitud discriminatoria hacia los empleados y empleadas de una empresa concesionaria”.

“Es incomprensible que tengamos que exigirle al alcalde respeto por los trabajadores del servicio de ayuda a domicilio, así como un trato igualitario y sin distinción, con el debido respeto a las opiniones que tenga cada uno”, ha continuado.

La portavoz socialista exige al alcalde “que actúe con responsabilidad y que se disculpe con aquellas trabajadoras que se vieron agraviadas con su actitud”, unas trabajadoras, por cierto, a las que “engañó antes de las elecciones municipales, con promesas de subidas salariales que no va a cumplir”.