<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

El PSOE reclama la dimisión del alcalde por la "negligencia" que costó una vida en el túnel de La Goleta

Valverde exige que “se esclarezca” lo sucedido y pide copia de las grabaciones de las cámaras de Policía Local que apuntan al túnel e informe sobre el dispositivo


Adriana Valverde ayer atendiendo a los medios

ALMERÍA HOY / 18·09·2019

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Adriana Valverde, ha reclamado la dimisión del alcalde “por una negligencia municipal grave, que intentó ocultar mintiendo sobre el relato de cómo se habían producido los hechos que rodean al fallecimiento” de un hombre en el túnel del Tryp Indalo, anegado como consecuencia de la gota fría que padecía la ciudad el pasado viernes. Los socialistas, que también exigen que “se esclarezca” lo sucedido, han pedido por escrito copia de las grabaciones de las cámaras de seguridad de la Jefatura de Policía Local y del centro de control semafórico en relación al túnel, que está justo al lado de las dependencias policiales; un informe exhaustivo del dispositivo municipal a disposición -Policía Local, Bomberos, y todos los medios humanos y materiales implicados- y confirmación sobre a qué hora se activó exactamente; el Plan de Emergencias Municipal en vigor y copia del expediente relativo a la construcción del túnel.

Para Valverde, la negligencia municipal se sustenta en que el alcalde no pusiera en marcha un plan de preemergencia municipal a pesar de los avisos meteorológicos anteriores a la lluvia, algo que sí hicieron municipios como el de Roquetas de Mar, junto con el hecho de que no se cerrara ese espacio público nada más comenzar a llover. A eso se suma que hace más de un año los socialistas ya instaron al equipo de gobierno del Partido Popular a la adopción de medidas para evitar desgracias en el túnel, sin que estas se llevaran a cabo y pese a que se había tenido que rescatar tres vehículos atrapados tras una tromba de agua.

Con respecto a “la mentira” del alcalde con respecto a lo ocurrido, esta consistió en que el mismo estuvo, durante buena parte del viernes, “trasladando una imagen negativa e irreal del fallecido, diciendo que por imprudencia y falta de responsabilidad se habían metido en el túnel cuando se estaba cerrando el túnel y cuando se les estaba haciendo señales por parte de la Policía Local”.

Según ha explicado la portavoz socialista, fue a partir del relato del hermano del fallecido, superviviente en el suceso, “y que contradice totalmente la versión que da el alcalde” cuando, “al final de la tarde del viernes, comienzan a rectificar desde el Ayuntamiento” sobre la versión ofrecida. Pero nunca de una manera generalizada a todos los medios de comunicación y a la opinión pública, como se había hecho hasta entonces, y sin que tampoco “haya salido el alcalde reconociendo que se había equivocado o mentido”. La última realidad narrada, recogida por algunos medios, desvela que aún no se había producido ningún balizamiento en el túnel y que las señales de aviso a las que había hecho referencia el alcalde habían sido, simplemente, un cambio de luces por parte de un agente que, de paisano, iba en su propio vehículo.

“Un alcalde no puede mentir a los ciudadanos” ante “un hecho gravísimo, que nos podría haber pasado a cualquiera de nosotros” y que responde a “falta de previsión”, ha afirmado Valverde antes de reiterar su exigencia de dimisión del alcalde.

Sin día de luto oficial

Tras reiterar sus condolencias a los familiares y amigos del trabajador fallecido y mostrar su apoyo y solidaridad a todos los particulares y agricultores almerienses afectados, a los que ha puesto a su disposición al Grupo Municipal Socialista y ha deseado tanto una pronta recuperación de la normalidad como que puedan acogerse a las ayudas del Gobierno y de la Junta de Andalucía, la portavoz socialista también ha puesto el acento en la “falta sensibilidad” que ha tenido el alcalde con el fallecido y sus familiares y allegados al no haber decretado días de luto oficial tras el suceso.

“Si hubiese sido cualquier ciudadano de Almería, del barrio de El Zapillo o de El Alquián, posiblemente el alcalde hubiese decretado un día de luto oficial” como han hecho el resto de ciudades con víctimas mortales durante la gota fría, ha considerado. Pero “lamentable, y por ser inmigrante, parece ser que se ha intentado desprestigiar a su persona y no dar la importancia que tiene al hecho de que ha fallecido”, según ha proseguido Valverde. Y, según ha subrayado, eso es a todas luces injusto porque “no podemos perder de vista que el fallecido -de origen extranjero- es un ciudadano más de Almería, un trabajador, padre de familia y una persona totalmente integrada, que iba a su trabajo como cada día cuando se encontró con la muerte en una situación que no esperaba y, como he dicho, por falta de previsión”.

Antecedentes del túnel y puntos negros

Cabe destacar también “las contradicciones claras” del alcalde y el gobierno municipal del PP sobre la función principal del túnel. Porque, desde su entrada en funcionamiento, hay declaraciones del equipo de gobierno del PP que ponen el foco “en que es un túnel para facilitar el tránsito de vehículos”, mientras que otras lo llevan a que “es un tanque de tormentas”. “Si es un tanque de tormentas -como sostuvo el propio alcalde- es que todavía tendrían que haber abordado con mayor previsión el cierre de ese espacio, porque se sabe que sirve para acumular agua”, ha apuntado Adriana Valverde.

Además, ha asegurado, “en su día, cuando se contempló esta actuación, llevaba barreras para que, cuando se detectara que iba a llover, se cerrara”. Unas barreras que el PSOE pidió que se instalaran en una Junta de Distrito de Levante hace más de un año, tras incidentes graves anteriores, en una advertencia de peligro ante la que el gobierno del Partido Popular no actuó. Así las cosas, la madrugada en cuestión ni se contaba con acciones preventivas reivindicadas ni tampoco se había puesto en marcha un plan de preemergencia municipal, pese a las alertas meteorológicas, que tiene la responsabilidad de activar el propio alcalde.

Además, después de que a las 23.31 horas se activara el nivel 1 del Plan de Emergencias por parte de la Junta de Andalucía, tampoco se cerró el túnel de inmediato y se esperó a más de las 05.30 horas, aunque el alcalde “tiene que ser conocedor de que hay tres puntos negros, que se inundan en la ciudad, como son el túnel de La Goleta, la Rambla del Charco y el propio túnel del Tryp Indalo”.

“No solamente no se actuó en previsión ni hicieron caso a la petición del Grupo Municipal Socialista, sino que el alcalde, en su irresponsabilidad e imprudencia, no activó el plan de preemergencia municipal o el plan de emergencia municipal antes del momento en el que se activo” para tratar de paliar las consecuencias de las intensas lluvias, ha concluido Adriana Valverde.