<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

13 detenidos y un laboratorio de cocaína desmantelado en el Poniente

Los agentes de la comisaría de la Policía Nacional en Almería han realizado 8 entradas y registros simultáneos en El Parador de las Hortichuelas, Vícar, La Mojonera y Roquetas de Mar


Útiles y droga incautada en la operación 'Vanidoso'

ALMERÍA HOY / 05·08·2019

Agentes de la Policía Nacional en Almería, al amparo de las diligencias tramitadas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de Roquetas de Mar, y en la denominada Operación Vanidoso, han desarticulado un clan familiar y procedido a la detención de 13 de sus miembros, a los cuáles se les acusa de un delito de tráfico de drogas, otro delito de defraudación de fluido eléctrico, y un último delito de pertenencia a organización criminal.

A principios de este año, la Policía Nacional en Almería, comenzó las primeras labores de investigación sobre un clan familiar asentado en el poniente almeriense, cuyo modo de vida se basaba en el tráfico de cocaína, y el cultivo y tráfico de marihuana.

Las primeras pesquisas policiales revelaron un entramado familiar de estructura piramidal, perfectamente organizado y jerarquizado, y con un claro reparto de funciones. Una vez judicializada la información, y bajo la tutela del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de Roquetas de Mar, se fue desvelando la función de cada uno de los miembros del clan.

Doble vertiente delictiva

Con el avance de la investigación, la Policía Nacional observó que la organización desmantelada tenía perfectamente diferenciadas dos vías de entrada de dinero. Una parte de la misma se dedicaba al cultivo y tráfico de plantas de marihuana y, otros miembros, desconocedores de la labor de los primeros, adquirían partidas de cocaína en su estado más puro, para realizarle posteriores "cortes", y venderla al menudeo. Todo el grupo criminal era liderado por un padre y sus dos hijos como lugartenientes.

En un escalón inferior se situaban los vigilantes y jardineros de las plantaciones ilícitas, todos ellos con vínculos familiares entre sí, y con los primeros, de modo que se alcanzaban niveles de seguridad y hermetismo insospechados.

La labor de investigación resultó extremadamente compleja, al encontrarse los agentes con una organización con alto nivel de profesionalidad criminal, exageradamente rigurosos en la observancia de fuertes medidas de seguridad, y con gran capacidad económica.

Ocho registros autorizados por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Cuatro de Roquetas de Mar

Esta operación policial supone un duro golpe al narcotráfico en el poniente almeriense. Los agentes registraron ocho propiedades en Vícar, El Parador, Roquetas de Mar y la Mojonera.

De los mismos, cuatro inmuebles sitos en la barriada del Cosario de Vícar y la Mojonera, estaban dedicados al cultivo indoor de plantas de marihuana, dotados de sistemas de regadío, iluminación, ventilación y temperatura idóneos para la prosperidad de las plantaciones. En dichos registros fueron intervenidas 746 plantas de marihuana, 83 transformadores, 119 lámparas, y 12 extractores de aire.

En el Parador de las Hortichuelas, fue descubierto un piso utilizado como laboratorio para el corte y adulteración de la cocaína, y que a su vez servía de "guardería" de la droga. En el interior del mismo los agentes incautaron 1.6 kilos de cocaína en estado puro, 3.5 kilos de sustancia de corte, 3 kilos de cogollos de marihuana, 100 gramos de hachís, una prensa hidráulica y diferentes moldes, cinco balanzas de precisión y otras sustancias químicas y útiles para la adulteración y empaquetado de las dosis de cocaína.

En el resto de registros practicados en las viviendas de los investigados, la Policía Nacional intervino cinco vehículos de alta gama, una escopeta y munición del calibre 12mm, y 6.755 euros en metálico.

Arrestados el jefe de la organización, sus dos hijos, y el "electricista"

Entre los detenidos se encuentran el jefe de la organización y sus dos hijos, hombres de confianza del primero, y máximos responsables de la bicefalia delictiva -cocaína y marihuana-. Entre los 13 arrestados también figuran cultivadores y jardineros, vigilantes, y ulteriores distribuidores del estupefaciente.

En esta ocasión, y gracias a una exquisita labor previa de investigación, los agentes han podido poner a disposición judicial al "electricista" de la organización, persona que se ocupaba del montaje de las ilícitas instalaciones eléctricas de las plantaciones, así como de solventar las frecuentes averías que en ellas se producían, derivadas de los enganches irregulares a la red eléctrica.

De los arrestados, cuatro de ellos han ingresado en prisión provisional por orden del juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de Roquetas de Mar, por delitos relacionados con el tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, y defraudación de fluido eléctrico.