<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Los almerienses, entre los europeos más concienciados con los incendios forestales

En el último siniestro iniciado en Terque cientos de ciudadanos alertaron a los servicios de emergencias al percatarse de la presencia del fuego



ALMERÍA HOY / 17·07·2019

Almería vuelve a verse afectada por los incendios forestales con el último siniestro que se inició en el municipio de Terque y que ha afectado a 1.200 hectáreas de seis términos de la zona y a la Sierra de Gádor. Para el Grupo Ecologista Mediterráneo un hecho lamentable que se ceba en la escasa cubierta vegetal de nuestra provincia.

Sin embargo, tenemos que felicitar a los almerienses que han adquirido un grado de conciencia ambiental ante este tipo de fenómenos que los coloca a la cabeza de España y de Europa a la hora de tomar parte activa en la lucha contra los incendios forestales.

El último ejemplo lo tenemos en el registrado en Terque, que se extendió a los municipios de Enix, Alhabia, Alboloduy, Huécija e Íllar. Desde el primer momento los servicios de emergencias recibieron cientos de llamadas procedentes de municipios cercanos y de otros, como la propia capital y su entorno desde donde las llamas y el humo eran visibles.

Este tipo de alertas ciudadanos se han multiplicado en los últimos años, gracias a las campañas que se han desarrollado, públicas y privadas, y también como consecuencia de la toma de conciencia de que los recursos forestales de la provincia son escasos y no podemos permitirnos el lujo de perderlos.

En los últimos años el porcentaje de incendios achacables a la actividad de pirómanos, a descuidos humanos, a quemas irresponsables o al uso de elementos pirotécnicos en las fiestas populares han descendido. De hecho, los dos mayores incendios de este año han sido a causa de la presencia de ‘tormentas secas’ con caída de rayos que han provocado el fuego.

El Grupo Ecologista Mediterráneo ha vuelto a lanzar este verano su ya tradicional campaña contra los incendios forestales, con una serie de cuñas radiofónicas que se repiten gracias a la colaboración altruista de las emisoras de radio que emiten para la provincia. Una campaña que incluye también una serie de recomendaciones dirigidas a los ayuntamientos para que pongan especial énfasis en todo lo relacionado con la prevención de incendios, o la extensión de la acción ‘Recetas contra el Fuego’, que pone a disposición de los excursionistas y familias un completo recetario con platos que se pueden elaborar en casa y llevar al monte, evitando de esa forma el siempre arriesgado ejercicio de encender fuego para cocinar en los montes.

Pero desde el GEM nos sentimos orgullosos de comprobar que los almerienses han entendido los mensajes y se han convertido en verdaderos agentes contra el fuego. Les pedimos que, en un año tan seco como este 2019, mantengan el nivel de alerta y, ante cualquier sospecha de fuego en las zonas rurales, avisen de inmediato a los Servicios de Emergencia, llamando al número 112, a la Guardia Civil o a Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Esas llamadas pueden activar el operativo contra incendios que encabeza el Plan Infoca (Plan contra los Incendios Forestales de Andalucía), que año tras año ha mostrado su eficacia en la siempre difícil lucha contra el fuego, y que suma efectivos como Bomberos, Protección Civil o la Unidad Militar de Emergencias para presentar batalla a los incendios.

Reclamamos, eso sí, un trabajo exhaustivo de prevención para evitar que los montes y los bosques sean ‘bombas de relojería’ por la falta de cuidado o la acumulación de material vegetal que, en un año en el que no ha llovido prácticamente en invierno y primavera, presenta un estado de sequedad que incrementa mucho el riesgo de incendios.

Recordamos el viejo slogan de campaña que señala que la mejor forma de luchar contra los incendios “es evitar que se produzcan”, y pedimos a todos y cada uno de los usuarios de nuestros montes un ‘plus’ de responsabilidad para lograr el objetivo de mantener vivos nuestros recursos forestales y nuestra biodiversidad.