<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Crece la inquietud entre los regantes del Levante almeriense

La suspensión de una reunión para señalar la construcción de pozos de emergencia crea incertidumbre tras el anuncio del cierre del trasvase del Negratín en septiembre.



ALMERÍA HOY / 23·07·2019

"A la Administración se le olvida que vivimos en sequía permanente cada vez que llueve. No se mueve hasta que no volvemos a quedarnos sin agua", lamenta Fernando Rubio, presidente de la Junta de Usuarios del Valle del Almanzora.

Rubio aludía a la suspensión el pasado viernes de la reunión prevista entre los directores generales del Agua y de Infraestructuras de la Junta de Andalucía con alcaldes del Alto Almanzora para decidir la ubicación de una batería de pozos de emergencia.

"Sabemos que el agua de esos pozos tiene como fin el abastecimiento humano y no la agricultura, pero hay varios municipios en esa comarca a los que los regantes hemos prestado agua de nuestros derechos sobre el trasvase del Negratín cuyos alcaldes ya nos han comunicado su decisión de devolvérnosla cuando sea necesario, y ese momento puede llegar en septiembre, si no ha llovido antes de que se cierre la transferencia de agua desde el Negratín como consecuencia de que su nivel se sitúe por debajo del punto de captación".

"Es lamentable que sigamos pendientes del cielo en pleno siglo XXI por la lentitud y la falta de voluntad política con que se mueve la Administración, que mantiene a un sector fundamental de la economía de la comarca sin recursos, con infraestructuras obsoletas o averiadas desde hace siete años, como es el caso de la desaladora del Bajo Almanzora".