<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

El Colegio de Enfermería de Almería condena la agresión a personal de la UCI Pediátrica de Torrecárdenas

Exige tolerancia cero y hace hincapié en la importancia de denunciar estos casos



ALMERÍA HOY / 29·05·2019

El Colegio Oficial de Enfermería (COE) de Almería muestra su firme condena y repulsa más enérgica ante las últimas agresiones sufridas por personal de la UCI Pediátrica del Hospital Torrecárdenas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes 24 de mayo por parte del padre de un menor ingresado en la UCI, quien comenzó a increpar a un médico y a una enfermera a los que insultó y llegó a amenazar de muerte. Ambos profesionales fueron acompañados a casa sin esperar a que terminase el turno por parte del gerente del hospital, Manuel Vida.

La presidenta del Colegio de Enfermería de Almería (COE Almería), María del Mar García, ha exigido “tolerancia cero en este asunto”. “Desde el Colegio seguiremos condenando enérgicamente este tipo de acciones que consideramos que son totalmente intolerables e inadmisibles. Son personas que sufren agresiones por el simple hecho de hacer su trabajo, que consiste, precisamente, en el cuidado a los demás”, ha zanjado.

La presidenta del COE Almería también ha querido puntualizar que es fundamental mejorar la seguridad en los centros hospitalarios, así como concienciar a la sociedad de que en los centros médicos hay unas normas y protocolos que hay que cumplir, así como unos profesionales a los que respetar.

La denuncia, clave en las agresiones El Colegio Oficial de Enfermería de Almería insiste en la importancia de denunciar estos episodios ante las autoridades pertinentes, siendo la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario el nexo de unión entre los profesionales del sector sanitario y la policía. Además, el Consejo General de Enfermería ha puesto en marcha, a nivel nacional, el Observatorio Nacional de Agresiones a enfermeras, donde quedan registrados todos los episodios de violencia física y psicológica que sufren los profesionales sanitarios.