<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Equo y Ecologistas en Acción también se oponen a la línea de alta tensión en Huebro




ALMERÍA HOY / 24·01·2019

El proyecto de la empresa de Arabia Saudí Alfanar Energía comprende la construcción de dos parques eólicos contiguos uno al otro, con una potencia total de unos 80 Mw. A partir de 50 Mw, el trámite de Evaluación Ambiental debe ser llevado a cabo por el Ministerio de Medio Ambiente. El fraccionamiento de un proyecto grande en otros más pequeños para que la decisión sea tomada en los gobiernos autonómicos ya ha sido declarado como ilegal y contrario a derecho por diversos tribunales españoles, denuncian desde Ecologistas en Acción.

La razón de que esto sea así, apuntan, es que al tramitar de forma separada dos evaluaciones no se tienen en cuenta los impactos conjuntos de ambas actuaciones. Cada uno de ellos por separado puede representar un impacto compatible con la conservación del Medio Ambiente pero a lo mejor no de forma conjunta. El impacto sinérgico de ambos proyectos ha de ser estudiado si se quiere respetar la legislación española y europea y se quiere conservar realmente la naturaleza, añaden.

«No se debe olvidar que toda la Sierra Alhamilla es declarada IBA (Important Bird Area), por la presencia de aves en peligro o raras en Europa. Es evidente el impacto que la energía eólica tiene sobre la avifauna, y también evidente que el doble de molinos tendrá el doble de impacto».

Por ello Ecologistas en Acción-Campos de Níjar presentará alegaciones al proyecto en su totalidad y confía en que el competente cuerpo técnico de la Delegación Territorial de Medio Ambiente en Almería no permita la tramitación de los expedientes por separado.

Por otro lado, «el impacto paisajístico en el pintoresco valle de Huebro sería muy alto por lo que el impacto económico para los propietarios y negocios de Níjar y Huebro debería ser cuantificado también entre los impactos negativos», subrayan.


Equo

Asimismo, Equo Verdes Almería apoya a los vecinos de Huebro y de Níjar que estos días se movilizan en contra de la línea eléctrica de alta tensión proyectada para evacuar la energía producida en los parque eólicos de la Lona de Perro y Tornajos (términos municipales de Turrillas y Níjar) «porque el trazado propuesto pone en serio peligro La Ribera de Los Molinos, en el Valle de Huebro».

«Compartimos los motivos alegados tanto por los vecinos como por el Ayuntamiento, en el sentido de que el trazado de dicha línea eléctrica vulnera la legislación vigente al afectar al conjunto del Valle de Huebro, declarado "paisaje cultural" por constituir un portentoso sistema hidraúlico compuesto por una balsa de recepción del agua del manantial y una acequia de desague que alimenta a 20 molinos alineados a lo largo de su trazado; que constituyen un ejemplo perfecto de eficiencia energética, aprovechamiento del territorio y organización social. Así mismo manifestamos nuestra total oposición a que dicha línea de alta tensión pase tan cerca de núcleos poblados, como lo son las barriadas nijareñas de La Atalaya y Las Eras».