<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Cuarenta hectáreas de invernaderos del Poniente anegados por falta de extracciones del Acuífero Superior




ALMERÍA HOY / 07·12·2018

El agua acumulada en el subsuelo del Poniente almeriense aflora en la superficie, anegando invernaderos y fincas cada vez que llueve con intensidad. De ahí la preocupación del equipo de gobierno del Ayuntamiento de El Ejido que plantea la imperiosa necesidad de extraer más agua para evitar las inundaciones. A día de hoy más de 40 hectáreas de explotaciones agrícolas de Matagorda se encuentran anegadas por la crecida del nivel del Acuífero Superior, que se encuentra a 28 metros por encima del nivel del mar.

Tal y como han explicado el alcalde, Francisco Góngora, y concejal de Agricultura y Medio Ambiente, Manuel Gómez, “nos hemos reunido en varias ocasiones con vecinos y agricultores cuyas fincas se encuentran inundadas, con el consiguiente riesgo de perder la producción de esta campaña”. Esta circunstancia se ha agravado, explica, “por la lluvia registrada en los meses de octubre y noviembre junto a la cada vez menor extracción de agua del Acuífero Superior Central que está provocando graves daños por inundación”.

Góngora ha indicado que “en el paraje Soto del Agua en Matagorda muchos invernaderos se encuentran anegados debido al crecimiento de nivel freático del Acuífero Superior Central, con el consiguiente riesgo de avenidas de agua provocadas por lluvias torrenciales”.
El Ayuntamiento ya puso en conocimiento de la Junta Central de Usuarios del Poniente Almeriense el pasado año la necesidad de bombear para evitar que continúe aflorando el agua en aquellas zonas más susceptibles. Asimismo, “proponemos que esa agua sea mezclada con la procedente de la desaladora para así poder utilizarla para regadío”, señala.

Por todo ello, el gobierno local ha solicitado una reunión urgente con la delegación de Medio Ambiente para que se desbloquee el trámite de autorización a la JCUAPA de estas extracciones para paliar o dar solución al problema de las inundaciones en los invernaderos. Es imprescindible que se articule un plan de extracciones de agua que evite inundaciones en zonas de la comarca, como ocurre en Las Norias de Daza con la Balsa del Sapo o en Matagorda”.