<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Manifestación en Almería para exigir que se prohíba la caza con perros

La capital almeriense, entre la treintena de ciudades españolas que, el 4 de febrero, acogerán concentraciones convocadas por 'NAC'




ALMERÍA HOY / 23·01·2018

La Plataforma NAC (No a la caza con galgos y otras razas) organiza por noveno año consecutivo manifestaciones a escala nacional para reivindicar un cambio legislativo que prohíba la caza como actividad legal en nuestro Estado. En esta ocasión, las manifestaciones se celebrarán el domingo 4 de febrero a las 12.00 horas en 31 ciudades de toda España, incluyendo Almería.

Febrero marca el final de la temporada de caza, cuando se intensifica el abandono y matanza de galgos, podencos y otras razas de perros.
Como prioridad, NAC reclama la eliminación de la caza con perros «por el maltrato que conlleva». Así, hablan de perros abandonados o asesinados si no sirven para cazar, o a los pocos años cuando no son útiles, perras usadas incontroladamente para criar, crueles entrenamientos y condiciones de vida, etc.. Para ello, exigen también la aprobación de una ley estatal de protección animal que cumpla sin trabas su cometido.

En estos objetivos, NAC contará con el apoyo de 491 asociaciones, plataformas y partidos políticos, lo que supone un notable incremento con respecto a las del año pasado (326). Esta cifra, trasladan, refleja «el repudio social cada vez mayor hacia la caza y el maltrato animal que supone».


El único país europeo que permite la caza con perros

Además, la plataforma señala que España es el único Estado de la UE que todavía permite la caza con galgos, ya que en otros países europeos se prohibió hace décadas. «La caza es un negocio y los perros que ya no sirven a los cazadores se desechan. Las protectoras están saturadas de perros abandonados, no pueden encontrar un hogar para todos ellos en España y por eso muchos tienen que ser adoptados en el extranjero. Pero no es la solución, las leyes deben cambiar. No podemos seguir consintiendo que se ahorque o se tire a pozos a perros, o se los abandone impunemente en el siglo XXI en un país supuestamente desarrollado», afirma David Rubio, portavoz de la plataforma NAC.