<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

La oposición de Mojácar no asiste al pleno que solicitó por convocarse «fuera de plazo»

Pondrá los hechos en conocimiento de la Fiscalía


Imagen del Pleno celebrado este martes en Mojácar.

ALMERÍA HOY / 16·01·2018

PSOE y Somos Mojácar solicitaron el pasado 15 de diciembre la celebración de un Pleno extraordinario que la alcaldesa Rosa María Cano (PP) no ha convocado hasta las 11.00 de esta mañana, 16 de enero. «La Ley reguladora del régimen local —en palabras de Óscar Gagliardi, miembro de Somos Mojácar— establece que, cuando un número suficiente de ediles de la oposición solicita la convocatoria de un pleno extraordinario, debe ser convocado dentro del plazo de 15 días hábiles, bien por la alcaldesa o, en su defecto, de oficio por el secretario. En este caso, tenía que haberse celebrado antes del pasado 8 de enero».

«No es la primera vez que la alcaldesa comete un acto así —añade Gagliardi—. Hace cuatro o cinco años tuvimos que recurrir a la justicia por un hecho relacionado con la convocatoria de plenos. En aquella ocasión, la regidora acumuló seis meses sin citar uno ordinario. Le pusimos un contencioso-administrativo y el juez le reprendió su actitud».

En ese sentido, desde Somos Mojácar anuncian que volverán a acudir a la justicia. «Ya hemos decidido poner al Fiscal en conocimiento de lo sucedido, y estamos valorando ejercer otras actuaciones, sin descartar emprender el camino de lo penal».

El Pleno comenzó con la ausencia de la oposición, como ya hemos dicho, y cinco minutos «de cortesía» más tarde de lo previsto. Duró apenas dos minutos y constaba de cinco puntos en el orden del día. En el primero de ellos se solicitaba enviar al Defensor del Pueblo un informe de la Inspección de Trabajo, y supuso una anécdota más en la singular sesión, pues cuando la alcaldesa sometió a votación esa propuesta de la oposición, los concejales del equipo de gobierno —los populares más el que fuera de Unión Mojaquera Lucas Mayo— comenzaron a votar que no, algo que la regidora corrigió diciendo «cómo que no, sí», y los ediles cambiaron el sentido del voto que estaban emitiendo.

El resto de los asuntos fueron solicitar al gobierno de España la llegada del AVE a Almería, que fue rechazada, pedir la mejora las condiciones de atención sanitaria en la localidad y la construcción de un parque urbano, que fueron aprobadas, así como la petición de que el rey Baltasar sea negro y no un blanco maquillado, que fue rechazada. En cualquier caso, desde la oposición aseguran que «el pleno es ilegal y ninguna de las decisiones adoptadas sirven para nada ni tienen la menor trascendencia».