<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Cultura critica la «callada por respuesta» del Ayuntamiento por los torreones de Pescadería

«En el fondo, forman parte de la trama urbana, y es obvio y coherente que, quien tiene la competencia, sea el Ayuntamiento»


Torreones de Pescadería, con La Alcazaba al fondo (Pablo Requena).

ALMERÍA HOY / 18·12·2017

El delegado de Cultura de la Junta de Andalucía en Almería, Alfredo Valdivia, se ha referido en declaraciones a ALMERÍA HOY a la polémica que rodea la actual situación de desamparo de los torreones de Pescadería que formaban parte de la vieja muralla de La Alcazaba, y a que a día de hoy se encuentran sin dueño y en un lamentable estado de conservación.

Según ha reiterado Valdivia, «la competencia jurídica del Bien de Interés Cultural la tiene la Junta de Andalucía, pero la propiedad no». Así, ha explicado que la Delegación de Cultura aguarda, desde abril del año pasado, una respuesta por parte del Ayuntamiento de Almería a un escrito en el que «se le expone que está a su disposición el asesoramiento de los técnicos de Cultura y todo lo que quieran para que (el Ayuntamiento) ponga la mano de obra», de manera que «nosotros ponemos todo el tema técnico para que eso se lleve a cabo cuanto antes».

En ese sentido, el delegado señala que dicho escrito ha sido remitido dos veces al Consistorio —en febrero y en abril de 2016—, pero que «sigue existiendo ese ofrecimiento por nuestra parte, y seguimos teniendo la callada por respuesta del Ayuntamiento de Almería». Por otra parte, Alfredo Valdivia menciona la partida destinada por la Junta en 2009 «y aún sin ser nuestra propiedad» para «rehabilitar» los torreones con 169.000 euros de inversión. Afirma que «cuando en 1985 se nos trasladan las competencias de La Alcazaba, sí se especifica claramente dónde y qué competencias son esas. Concretamente, el conjunto monumental, y no las torres de Pescadería porque, en el fondo, forman parte de la trama urbana, y es obvio y coherente que, quien tiene la competencia en la trama urbana, sea el Ayuntamiento».

«No se trata de 'no son mías, son tuyas'. No. Clarificar primero los propietarios. Y el documento al que hicimos referencia, que data de 1855, así lo pone de manifiesto», insiste, recordando también que, cuando se producen las pintadas en febrero del año pasado, «a parte de hacer lo que siempre hacemos, que es dar conocimiento a la Fiscalía, nosotros, como Delegación de Cultura, mandamos un escrito al Ayuntamiento». Esa fue la primera vez. La segunda, dos meses después. Desde entonces, se queja, silencio absoluto.

Un silencio que, dicho sea de paso, no es sólo para con el Gobierno andaluz; en el último pleno, vecinos de La Chanca se quedaron con las ganas de escuchar explicaciones en boca del concejal de Cultura, Carlos Sánchez (PP).

Además de problemas de pintadas, está «el tema del cableado» que todavía hoy soportan estos vestigios del siglo X. A este respecto, el delegado dice que «les hemos reiterado a la compañía telefónica este problema, y no una sino varias veces».