<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Casi 20 años de cárcel para un senegalés que raptó y violó a un niño de 6 años en Roquetas

El tribunal reconoce en este caso dos ataques a la indemnidad sexual del menor, uno en la vivienda derruida y otro en el garaje sótano del bloque de pisos


EUROPA PRESS / 17·02·2017

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a M.N., de 38 años y natural de Senegal, a 19 años y seis meses de prisión por raptar a un menor de seis años que se encontraba jugando al fútbol en un parque ubicado en el barrio de las 200 viviendas de Roquetas de Mar y abusar sexualmente de él en una vivienda semiderruida y en el interior de un garaje comunitario, donde fue sorprendido por unos vecinos.

El fallo, dictado por la Sección Tercera y al que ha tenido acceso Europa Press, da por probado que el acusado agarró por la mano al pequeño sobre las 20.00 horas del 5 de febrero de 2015 y lo trasladó a la chabola, donde le amenazó de muerte mientras abusaba mediante tocamientos de él, lo que causó temor y miedo en el niño.

Tras ser expulsado por otro individuo de la vivienda, en la que se encontró la ropa interior del menor, el proceso se desplazó con la víctima hasta el garaje-sótano de un edificio situado en una calle de la misma localidad, donde consumó su agresión sexual y donde permaneció con el niño hasta las 4.00 horas, momento en el que fueron encontrados por vecinos del lugar que estaban batiendo la zona.

El menor sufrió lesiones físicas a consecuencia de los abusos, por los que también presenta una sintomatología psicológica consistente en rechazo y miedo al agresor, evitación y fuertes sentimientos de malestar y vergüenza al abordar la temática, llanto en el momento de la revelación y en días posteriores a la supuesta vivencia, inquietud e irascibilidad, miedo a la oscuridad, despertares nocturnos, miedo a salir solo a la calle, miedo generalizado a adultos de raza negra y aprendizaje de la sexualidad inadecuado.

La sentencia, que contempla los delitos de abuso sexual continuado por los dos episodios y de detención ilegal, también impone al condenado diez años de libertad vigilada, diez años de destierro de Roquetas de Mar y 15 años de alejamiento del menor a una distancia de 500 metros, así como a la prohibición de comunicarse con él y la obligación de abonarle 12.150 euros en concepto de responsabilidad civil.

El tribunal reconoce en este caso dos ataques a la indemnidad sexual del menor, uno en la vivienda derruida y otro en el garaje sótano del bloque de pisos, bajo los que el acusado seguía un mismo propósito delictivo para el que se servía del contexto intimidatorio inicial. Igualmente, consideran que la agresión sexual fue consumada dada las características del ataque, en el que quedó acreditado el acceso carnal.