El fiscal de Medio Ambiente denuncia al abogado Antonio Segura

Imagen de archivo. Antonio Segura, aficionado a los rallies, participando en una prueba pilotando uno de los coches de su escudería Andinas.

ALMERÍA HOY / 03·12·2020

La Fiscalía de Almería, a través de su titular de Medio Ambiente, ha presentado denuncia en los juzgados de Huércal Overa contra la sociedad Chumbos del Almanzora AIE, propiedad del abogado Antonio Segura y el empresario Francisco Montoya Martínez. Segura es también presidente de la Sociedad Agraria de Transformación Climasol, que abastece de agua para riego a las explotaciones agrícolas de Vera.

El asunto parte de un escrito presentado ante el Ministerio Público el pasado 11 de febrero por el letrado Rafael Salinas, donde acusa a Chumbos del Almanzora de estar atentando gravemente contra el medio ambiente en la explotación de un pozo en Overa. Ese escrito ha sido analizado por el fiscal concluyendo que hay indicios suficientes para solicitar al juzgado la apertura de una investigación que dilucide si efectivamente se está conculcando la ley.

La escueta respuesta del fiscal de Medio Ambiente al denunciante Rafael Salinas ha sido ésta: “Por la presente le comunico que su denuncia presentada ante la Fiscalía, cuyas copias se adjuntan, dio lugar a las diligencias de investigación Nº 34/20 en las que con esta fecha se ha presentado Denuncia ante el Juzgado de Instrucción Decano de Huércal Overa. Almería, a 9 de septiembre de 2020”.

Salinas transmitió al fiscal el ya citado 11 de febrero que en la finca propiedad de Trinidad Espigares Ruiz, sita en Overa, existe un pozo conocido como el de La Terrera. Esta propiedad, junto con el pozo que contiene, “fue arrendada al abogado Antonio Segura Asensio, con despacho en Vera, bien personalmente o a través de alguna sociedad de las muchas que posee”. Salinas señala concretamente a la sociedad Chumbos del Almanzora AIE.

Tras recordar que el objeto social de esta sociedad es “la promoción del cultivo de la chumbera”, opina que “ello constituye una gran estupidez, por cuanto desde hace unos seis años todas las chumberas de la zona han sufrido los ataques de una plaga de insectos que han causado su desaprovechamiento y extinción”, por lo que la actividad real de Chumbos del Almanzora estaría centrada en la explotación del pozo de la finca “registrado bajo el expediente nº A-42609”.

Es a partir de aquí cuando Rafael Salinas expone los argumentos que sustentan su denuncia dando lugar a la interposición de una denuncia de la Fiscalía en el juzgado de Huércal Overa contra Antonio Segura y su socio.

El pozo, explica Salinas, posee permiso para “una extracción limitada a 4 l/seg con un motor de 20 cv”, aunque Segura habría instalado “entre 2015 y 2016 una línea eléctrica nueva, un transformador de 630 Kvas [alrededor de 630 cv] y unos tubos de aspiración de 300 mm que permiten sacar entre 285 y 350 l/seg sin que para ello se haya solicitado [autorización] para tal ampliación”.

El denunciante sostiene que el pozo “se encuentra funcionando a pleno rendimiento las 24 horas del día” y, por ello, calcula que estará aforando 8.988.000 m3 al año, que al precio de mercado del agua para riego, actualmente 0,60 euros/m3, “supondrían unos ingresos de 5.393.000 euros anuales”.

Según fuentes próximas a Salinas, éste habría denunciado también los hechos en la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y los habría puesto en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, que, según las mimas fuentes, abrió un expediente que trasladó al Juzgado al haber observado indicios de comisión de delito.

En opinión del denunciante, Chumbos del Almanzora habría cometido, entre otros, “un presunto delito de tráfico ilegal de agua”, que aparece castigado en el Código Penal con hasta cinco años de cárcel.

AMENAZAS

La reacción del abogado Segura cuando leyó en febrero pasado la noticia publicada por ACTUALIDAD ALMANZORA sobre las acusaciones de tráfico de aguas que le hacía Rafael Salinas, fue la de amenazar al medio de comunicación anunciando que haría lo posible para impedir que se financiara.

En declaraciones a Levante Televisión, el abogado dijo: “A mí lo que sí me preocupa es que haya un medio de comunicación de esta comarca que sin contrastar una noticia tan grave como ésta, que ni siquiera se vaya a contrastar esa noticia. Eso sí es preocupante que haya un señor en esta comarca –refiriéndose al director de ‘Actualidad’ Miguel Ángel Sánchez- que haga el daño de esta forma, máxime cuando resulta que ese medio, por lo que yo veo en su periódico y demás, la mayoría de los que financian su medio son comunidades de regantes. Yo, evidentemente, a mis compañeros de comunidades de regantes les voy a transmitir si a este señor se le puede seguir financiando cuando sin contrastar una noticia hace lo que esta haciendo. Porque vivimos en Almería y Almería es una provincia con muchas limitaciones en agua, y si damos pábulo a denuncias falsas como ésta, pues arreglados estamos en Almería”.

En sus declaraciones, Segura ignoraba conscientemente que por las mismas vías de las que se sirvió para intentar conseguir una entrevista concertada, se le respondió que los canales de difusión de este grupo de comunicación estaban abiertos a recoger su opinión. No sólo eso. A través de RADIO ACTUALIDAD al señor Segura se le ha invitado de forma pública e insistente a que dé su punto de vista. Sin embargo ha preferido no hacerlo. Queda, por tanto, invalidado su argumento de que en este medio no se contrasta la información.

De otra parte, el abogado Segura hace un mal servicio a la SAT Climasol que representa como presidente, al mezclarla con un asunto privado que sólo a él le concierne, pues la denuncia de Rafael Salinas únicamente se refiere a él como copropietario de Chumbos del Almanzora AIE. Sin embargo, su amenaza, como puede leerse, la hace en calidad de presidente de Climasol: “a mis compañeros de comunidades de regantes les voy a transmitir si a este señor se le puede seguir financiando”.

A la vista de lo expuesto, queda en el aire si el señor Segura amenazará también al fiscal de Medio Ambiente de Almería por dar “pábulo a denuncias falsas” del señor Salinas y atreverse, en base a ello, a presentar denuncia contra él en los juzgados de Huércal Overa.