<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Quemar el autobús de un equipo ciclista le puede costar cuatro años y medio de cárcel

El vehículo de un equipo irlandés que participaba en la Vuelta a España, tasado en 200.000 euros, quedó "calcinado", y ardieron los equipos y material que había en su interior por valor de 50.000.


Estado en que quedó el autobús del equipo Aqua Blue Sport

ALMERÍA HOY / 29·02·2020

La Fiscalía de Almería solicita penas que suman cuatro años y seis meses de cárcel para el hombre que, en agosto de 2017, prendió fuego presuntamente a uno de los autobuses de uno de los equipos que participaban en la Vuelta Ciclista a España, que quedó calcinado, así como los equipos y el material que había en su interior.

En la misma madrugada, después de forzar para robar dos vehículos estacionados en la calle, causó supuestamente el incendio de dos contenedores e hizo arder el portal de un edificio prendiendo fuego a la puerta de madera del cuarto de contadores y cuadros eléctricos.

P.V.R., de 55 años y con antecedentes penales por robo con fuerza, fue detenido por la Policía Nacional cuando portaba "tres mecheros" y papel "empapado en disolvente" con el que, según remarca el fiscal, quería "prender fuego de nuevo a un contenedor".

Según recoge el escrito de calificación provisional, consultado por Europa Press, sobre las 01,26 horas del 31 de agosto de 2017, se dirigió a las inmediaciones del entonces Hotel Tryp Indalo de la capital y, "tras rociar con un acelerante un colchón", lo habría colocado "en los bajos" del autobús perteneciente al equipo 'Aquablue Sport' que participaba en la Vuelta Ciclista a España y le prendió presuntamente fuego.

El vehículo del equipo irlandés, tasado en 200.000 euros, quedó "calcinado", y ardieron los equipos y material que había en su interior por valor de 50.000.

El Ministerio Público remarca que P.V.R. habría prendido fuego al autobús "a sabiendas de que se encontraba pegado a la fachada de un inmueble colindante y del riesgo que ello suponía".

De hecho, según concreta, a escasos "centímetros" de distancia se encontraba la vivienda de una mujer que dormía con la ventana abierta y "aparatos de respiración asistida", que, cuando vio la cercanía del fuego, intentó "huir del incendio pero como había mucho humo y se asfixiaba, tuvo que refugiarse en el interior de su casa hasta que pudo ser rescatada".

Precisa, además, que la mujer se quemó "levemente" las yemas de las manos "sin que le causara lesión" cuando fue "corriendo a cerrar la venta".

El escrito de calificación indica que el acusado continuó su escalada y, en un lapsus de dos horas y media, le prendió fuego supuestamente a dos contenedores y se introdujo en un portal en donde, "a pesar de conocer la situación de peligro en que colocaba a los vecinos que dormían", provocó un fuego cuyo humo "se extendio rápidamente por todo el inmueble".

La Fiscalía atribuye a P.V.R. la presunta comisión de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas, con la agravante de reincidencia, y le pide tres años de cárcel ya que también forzó el acceso a dos vehículos y de uno de ellos presuntamente se llevó un chaleco reflectante y el aparato de radio.

Por el delito continuado de daños mediante incendio con daños materiales y poniendo en riesgo la vida de las personas interesa 18 meses de prisión. La responsabilidad civil se fija en más de 255.000 euros. La vista oral esta señalada ante el tribunal de la Sección Segunda para el 30 de marzo.