<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

A prisión los dos participantes en la pelea en que uno arrancó el meñique de un mordisco al otro

Se agredieron "recíprocamente" con mancuernas, bocados y un cuchillo de 19 centímetros



ALMERÍA HOY / 09·02·2020

El Tribunal Supremo ha confirmado las penas de prisión para dos hombres que se agredieron mutuamente entre sí en el transcurso de una pelea en la que uno de ellos perdió un dedo de la mano izquierda tras recibir un mordisco de su oponente, quien fue golpeado por todo el cuerpo con unas mancuernas.

El fallo, consultado por Europa Press, rechaza el recurso de casación y confirma las penas de dos años y medio y de tres años y seis meses de prisión para los acusados, para lo que además ha dictado una orden de alejamiento entre ambos de 500 metros durante un periodo de cinco años.

Ambos acusados entablaron una discusión en el domicilio de uno de ellos, en Almería capital, donde se agredieron "con carácter recíproco", de modo que uno de los acusados empleó unas mancuernas de gimnasio que tenía en su vivienda para golpear a su oponente en la cabeza, lo que le produjo traumatismo craneoencefálico y fracturas, entre otras lesiones en la cara.

El herido precisó 54 puntos de sutura por estas heridas, de las que tardó en sanar 35 días durante los cuales estuvo incapacitado para sus actividades habituales. Además, le quedaron varias secuelas, entre ellas varias cicatrices de entre 1,5 y 11 centímetros.

Por su parte, el acusado que empleó las mancuernas recibió un mordisco del otro de los procesados en un dedo de la mano izquierda, lo que le provocó "la amputación traumática" del mismo. También llegó a empuñar un cuchillo de 19 centímetros que cogió de la cocina aunque no consta que llegara a usarlo para atacar a su oponente.

El herido tardó en curar de sus heridas 120 días, de forma que la mitad de este tiempo estuvo incapacitado para sus actividades habituales. El afectado por la pérdida del dedo debería abonar al otro involucrado 3.475 euros por los daños, mientras que para él se ha fijado una indemnización de 8.530 euros.