<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Sánchez Teruel insta a la Junta a "reabrir las 7 oficinas liquidadoras de tributos que ha cerrado en la provincia"

El secretario general de los socialistas almerienses avisa de que esta decisión “no ayuda para nada a luchar contra la despoblación”, al crear “almerienses de primera y de segunda”.


Sánchez Teruel durante la rueda de prensa en que anunció la campaña socialista contra el cierre de oficinas liquidadoras.

ALMERÍA HOY / 15·01·2020

El PSOE va a promover iniciativas en los ayuntamientos, la Diputación de Almería y el Parlamento de Andalucía para instar al Gobierno andaluz de PP y Cs a que "dé marcha atrás en su decisión de cerrar 91 oficinas liquidadoras de tributos de la Agencia Tributaria Andaluza, siete de ellas en la provincia de Almería". El secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, ha criticado esta decisión “irracional” y “lesiva para los ciudadanos y para el personal que trabajaba en estas oficinas”, que “no ayuda para nada a luchar contra la despoblación”, al distinguir entre “almerienses de primera y de segunda”.

Estas oficinas, según explica el Partido Socialista, "estaban ubicadas en los Registros de la Propiedad y en ellas se podían gestionar impuestos como los de transmisiones patrimoniales, actos jurídicos documentados, sucesiones, donaciones, vehículos y embarcaciones. Además, también se podían realizar otras gestiones, como liquidaciones complementarias, alegaciones, recursos de reposición, tasaciones periciales contradictorias, aplazamiento y fraccionamiento de pagos o la devolución de ingresos indebidos, entre otros".

"La provincia de Almería -continúan- contaba con nueve de estas oficinas, que ahora quedarán reducidas a dos (las de El Ejido y Vera), al haberse recortado de manera drástica, desde el pasado 1 de enero, los servicios que se prestaban en las oficinas de Vélez Rubio, Purchena, Huércal-Overa, Cuevas del Almanzora, Canjáyar, Gérgal y Berja, lo que, en la práctica, supone su cierre".

Según ha explicado Sánchez Teruel, con esta reforma de la red de oficinas liquidadoras, el Gobierno andaluz ha implantado un nuevo modelo, que distingue entre tres tipos de oficinas: “unas se quedan como meros registros de entrada para solicitudes y no ofrecen más servicios, en otras también ofrecen la fotocopia de documentos para la Agencia Tributaria Andaluza y las últimas ofrecen más servicios, pero aun así no mantienen todas las competencias que tenían anteriormente”.

Asimismo, se ha modificado el modelo de atención al público, introduciendo la obligación de tramitar una cita previa, de modo que “en Vélez Rubio hay que llamar a un teléfono de Sevilla o meterse en la web de la Agencia Tributaria de Andalucía y, a partir de ahí, los ciudadanos pueden ser atendidos, en un horario, además, que es reducido: de 10 a 12”, ha detallado.

Otros detalles que, a juicio de Sánchez Teruel, demuestran que “estamos ante una reforma injustificada e irracional” es el reparto de municipios que se ha hecho para las oficinas de referencia. “No tiene sentido que la oficina de comprobación de los expedientes de Alcolea sea la de Vera y la de Macael o Alcóntar sea El Ejido, puesto que se está obligando a estos vecinos a recorrer toda la provincia”, ha denunciado.

Una reforma lesiva

Para el responsable socialista, la reforma realizada por el Gobierno andaluz de PP y Cs resulta “lesiva para los ciudadanos y para el personal que trabajaba en estas oficinas”. “Hemos pasado de prestar el mismo servicio a todos los andaluces, viviesen donde viviesen, a distinguir entre almerienses de primera y otros de segunda, ya que ahora unos lo tienen más fácil y otros más complicado”, ha asegurado. Además, ha considerado que esta medida supone “un auténtico atropello al mundo rural”, “agravando la despoblación, al ayudar a vaciar los pueblos”.

Para Sánchez Teruel, el Gobierno andaluz “tiene que entender que hay que mantener los servicios públicos, aunque eso suponga un coste, ya que es una cuestión de rentabilidad social, no económica”. Por ello, instará al Gobierno de la Junta de Andalucía a que rectifique, “volviendo al sistema anterior, que garantizaba la igualdad entre todos los andaluces”.