<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Le piden cuatro años y nueve meses por secuestrar y agredir presuntamente a la novia de su ex pareja

El fiscal considera probado que la acusada retuvo a su víctima en un piso durante tres días, la amenazó con clavarle las tijeras en el vientre y "matarle al niño"

Imagen de archivo

ALMERÍA HOY / 02·01·2020

Una mujer de Almería se enfrenta a cuatro años y nueve meses de prisión por retener a la novia de su expareja durante tres días. Según la Fiscalía, la acusada habría llegado a atentar contra la integridad física de su víctima "pinchándole con un cuchillo en el muslo para lograr su fin". En otra ocasión le cortó el pelo a la vez que la amenazó con clavarle las tijeras en el vientre y "matarle al niño".

La Fiscalía de Almería solicita cuatro años y nueve meses de prisión para una mujer acusada de retener contra su voluntad durante tres días en mayo de 2018 a la novia de su expareja en una vivienda contigua a la suya. M.M.F., también se enfrenta a tres penas de multa, que suman nueve meses a razón de nueve euros al día porque, posteriormente, la abordó dos veces en plena calle para propinarle golpes y proferir insultos contra ella.

La mujer, de 21 años, está acusada de un delito de detención ilegal, dos delitos leves de lesiones y un delito de maltrato de obra.

La víctima no pudo salir de allí "sin la compañía de esta". El fiscal remarca que la víctima sintió "en todo momento miedo" y que la acusada habría llegado a atentar contra su integridad física "pinchándole con un cuchillo en el muslo para lograr su fin".

Varias agresiones en plena calle

Asimismo, el fiscal señala que cuando la abordó por la calle semanas después del secuestro le gritó: "Te voy a matar, no vengas más aquí" mientras la golpeaba "con un palo de escoba en la piernas y le agarraba de los pelos". A continuación, presuntamente la habría agredido con una manguera de una bombona de butano en la espalda.

La Fiscalía relata otro incidente en su escrito. Fue hasta el domicilio de la víctima y le dio un "empujón". Asimismo, le habría "cortado el pelo a la fuerza al tiempo que le decía: como no te calles te meto las tijeras en la barriga y te mato al niño", lo que le causó "el lógico temor e inquietud".

Como consecuencia de los distintos ataques, la víctima sufrió heridas inciso-contusas, inflamación de párpados, hemorragia conjuntiva, eritemas en la espalda y tirones de cabello. El fiscal reclama para ella una indemnización de 450 euros.