<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

La alcaldesa de Mojácar intenta una vez más cerrar el Maui

La regidora ha vuelto a sancionar al conocido establecimiento con 20.000 euros y dos años de “clausura” después de que la Justicia revocara una decisión similar.


El Maui es el gran referente del ocio en Mojácar. Una fotografía ante su logo es uno de los recuerdos que los turistas atesoran de sus vacaciones en el Levante almeriense.

ALMERÍA HOY / 16·01·2020

La alcaldesa de Mojácar, Rosa María cano (PP), ha vuelto a cargar contra el Maui, un establecimiento situado en primera línea de playa que se ha convertido en el referente del turismo de la localidad. Buena prueba de ello es que la mayoría de los visitantes del municipio se fotografían ante su emblema, .

La última decisión de Cano ha consistido en dictar una resolución por la cual ha impuesto a la sociedad Rubia Ascasibar S.L., gestora del local, una multa de 20.000 euros y una sanción accesoria de clausura del establecimiento por un periodo de dos años.

Esta medida fue ya adoptada en Junta de Gobierno de 29 de noviembre de 2018, debido a “la actividad recreativa de hostelería con música que se realiza en este establecimiento sin contar con los perceptivos medios de intervención administrativas municipal”.

En esa fecha, el Gobierno municipal aprobó la "clausura preventiva" del conocido establecimiento de la playa de El Cantal conocido como Maui por desarrollar "una actividad clandestina que se desarrolla sin las preceptivas autorizaciones y licencias".

Sin embargo, los propietarios del citado negocio recurrieron ese cierre ante la justicia, y la juez les dio la razón toda vez que acreditaron las autorizaciones que poseen de "un negocio que viene prestando su actividad desde hace más de cuarenta años", mientras que el Ayuntamiento "no menciona las licencias de las que carece" supuestamente, según palabras de la titular del Juzgado.

Mas el Ayuntamiento regido por Rosa María Cano apeló esa decisión y propuso, además, que se impusiera al Maui la obligación de depositar una garantía de un millón de euros para cubrir "los posibles daños y perjuicios de todo orden que se podrían causar a terceros, al Ayuntamiento y al interés público en general".

La juez indicaba en su auto que los propietarios del Maui acreditaron que se trata de "un negocio que viene desarrollando su actividad desde hace más de cuarenta años", mientras que el Ayuntamiento "no menciona las licencias de las que carece" supuestamente, y advertía a los letrados del Consistorio que deben "motivar sus resoluciones", desestimando las aspiraciones de Rosa María Cano contra los propietarios del Maui.