<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

CSIF denuncia el despido de su delegado sindical en Depuración Poniente Almeriense "por denunciar irregularidades"

Había demandado a la empresa ante la Inspección de Trabajo por presuntos incumplimientos en materia de Salud laboral


EDAR de Balerma

ALMERÍA HOY / 17·12·2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, ha denunciado ante la Inspección de Trabajo "la batería de irregularidades en materia de salud laboral que está llevando a cabo Depuración Poniente Almeriense UTE, formada por las empresas Aqualia, del grupo FCC y GSInima".

Además, "tras insistentes reclamaciones y como represalia", el delegado de prevención de riesgos laborales de CSIF en la empresa, "ha sido despedido de forma disciplinaria", hecho también denunciado ante la justicia por la central sindical, a la espera de la celebración del juicio. Cabe destacar, que la propia empresa ha pretendido la "paralización" de este proceso "ofreciendo dinero para que este empleado aceptara el despido", según apunta la central sindical. De esta manera, CSIF considera como "graves y lesivas la batería de infracciones cometidas por Depuración de Aguas del Poniente, algunas de estas acciones, además, contravienen el dictamen del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene". En primer lugar, según han denunciado, "se utiliza el agua antes de su debido tratamiento para el baldeo y limpieza de las instalaciones, con el consiguiente riesgo que esto supone para los diez trabajadores. También los empleados se ven obligados a trabajar en solitario en la planta, catalogada como molesta, insalubre y peligrosa, incumpliendo la normativa de Seguridad e Higiene". Por otro lado, también se ha denunciado "la falta de desodorización del aire de las instalaciones, que pese a tener un sistema destinado para este fin, es decir, filtrar las partículas y gases nocivos para los trabajadores, no es utilizado, sino que, por directrices de la dirección de la empresa, se limitan exclusivamente a abrir puertas y ventanas para airear las áreas afectadas. Este procedimiento, no sólo perjudica a los operarios, sino que las partículas contaminan también el medio ambiente de la zona". Asimismo, CSIF también puntualiza que "no existe un plan de prevención adecuado a la estación de reutilización de aguas, sin olvidar los vertidos que se están llevándose a cabo al mar, con el consiguiente riesgo biológico al medio marino imposible de determinar". El sindicato ha trasladado esta información al Consorcio para la gestión del ciclo integral del agua de uso urbano en el Poniente almeriense, "tanto por escrito en dos ocasiones, como personalmente por el propio delegado despedido, y responsables del sindicato, sin recibir respuesta alguna". Por todo ello, CSIF "no va a permitir ni estos procedimientos alegales ni esta reacción con el trabajador, por lo que ejercerá todas las acciones legales oportunas para depurar responsabilidades, tanto de la empresa como de sus directos responsables, así como de los organismos administrativos encargados de velar para que la planta de depuración de agua se realice con las máximas garantías de salud e higiene".