<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Criaban a sus tres hijos menores entre 444 plantas de marihuana

El matrimonio ha sido puesto a disposición judicial por tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.



ALMERÍA HOY / 30·12·2019

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Almería a un matrimonio responsable de la producción de 444 plantas de marihuana en dos viviendas, una de ellas su residencia habitual, en la cual compartían espacio las plantas intervenidas con sus tres hijos menores de edad.

Las pesquisas policiales se iniciaron en el mes de septiembre sobre una vivienda del barrio del Quemadero sobre la cual los agentes tenían sospechas fundadas de que se estaba destinando al cultivo de plantas de marihuana. Se trataba de un piso de planta baja cuyas persianas y ventanas se encontraban siempre cerradas, y varios compresores de aire acondicionado funcionando las 24 horas del día, además del intenso olor a marihuana que se desprendía del interior del mismo.

La investigación policial concluyó que la vivienda en la actualidad es propiedad de una entidad bancaria. Las vigilancias y seguimientos practicados sobre los arrestados, hicieron posible el hallazgo de una segunda plantación de marihuana dispuesta en dos de las habitaciones de su residencia habitual en la Cañada de San Urbano.

REGISTROS EN DOS VIVIENDAS

La Policía Nacional llevó a cabo dos registros, uno en la residencia habitual de la pareja arrestada, y otro en la vivienda de Almería, destinada con exclusividad al cultivo de plantas de marihuana. En ambos inmuebles fueron hallados cultivos hidropónicos, alcanzando la cantidad de 444 plantas de marihuana incautadas. Además, fueron intervenidos 18.855 euros en efectivo, un vehículo de alta gama, 60 transformadores eléctricos, 58 lámparas, 92 bombillas de 600w, seis extractores, seis filtros de aire, y seis ventiladores.

En la operación también fueron descubiertas acometidas ilegales a la red eléctrica en las dos viviendas, para así hacer frente a las exigentes demandas de energía eléctrica que requieren las plantaciones furtivas. Operarios de la compañía eléctrica procedieron, con las medidas de seguridad oportunas, al desmantelamiento de los enganches ilegales, y al restablecimiento del normal suministro en el barrio.

Los detenidos N.A.E.R y Y.M.G de 29 y 32 años de edad respectivamente, han pasado a disposición judicial, acusado de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.