<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Andalucía y Murcia sellan un frente común en defensa del trasvase Tajo-Segura

Ambas comunidades autónomas solicitarán a la Audiencia Nacional que se acumulen sus recursos contenciosos contra el ‘trasvase cero’


Reunión de los responsables de Agricultura de Andalucía y Murcia en la que han suscrito un frente común en defensa del trasvase Tajo-Segura

ALMERÍA HOY / 31·12·2019

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha puesto en valor el frente común sellado entre la Junta de Andalucía y el Gobierno de la Región de Murcia en relación al trasvase Tajo-Segura, y ha anunciado que esta unión se plasma ya en el acuerdo alcanzado para solicitar la acumulación de los contenciosos que interpongan ambas comunidades autónomas al respecto. De esta forma, se obtendrá una decisión conjunta por parte de los tribunales. Además, los representantes de ambos Ejecutivos autonómicos han invitado al Gobierno valenciano a sumarse a esta iniciativa, ya que este territorio también se ve afectado por las decisiones relativas al Tajo-Segura.

La responsable de Desarrollo Sostenible en Andalucía ha mantenido esta mañana un encuentro de trabajo con su homólogo murciano, Antonio Luengo, para analizar la situación en la que se encuentra actualmente este trasvase “fundamental para una agricultura que quiere ser cada vez más ecológica”. Al respecto, ha apuntado que, si bien existen diversas formas de contar con recursos hídricos, en estas comunidades autónomas se reducen bastante porque “ya hacemos desalación y reutilización de aguas”.

El Ejecutivo andaluz recurrirá ante la sala de lo contencioso administrativo de la Audiencia Nacional la orden del trasvase Tajo-Segura por la que se destinan 7,5 hm3 para abastecimiento y desaparece la aportación de agua para regadío porque la considera, como ha explicado Crespo, una decisión “absolutamente arbitraria” de la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, que va “en contra de una agricultura sostenible y de tres comunidades autónomas”. Crespo ha afirmado que el Gobierno de España, de forma discrecional, “ha tomado una decisión absolutamente en contra no solamente de los intereses agrarios y del empleo, sino también en contra del Cambio Climático”, ya que apostar por los trasvases, “avalados por informes científicos”, es una vía de acceso a recursos hídricos que evita “aportaciones adicionales de CO2 a la atmósfera”.

Por tanto, la consejera andaluza ha reiterado su petición de una rectificación urgente por parte del Ejecutivo central, a quien reclama también que explique el porqué de esta decisión que no concuerda con el informe técnico presentado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) el pasado 17 de diciembre durante la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura y en base al cual se acordó elevar a la ministra Ribera un trasvase de 19,6 hm3 para ese mismo mes.

Carmen Crespo ha recalcado que las iniciativas deben basarse “en estudios científicos” y ha explicado que, en estos momentos, el establecimiento de la cantidad de agua que se puede trasvasar se estudia en la citada comisión, “donde están todos los elementos necesarios para tomar decisiones”. La consejera andaluza ha valorado el buen funcionamiento del trasvase hasta la fecha ajustándose a cuestiones técnicas, ha solicitado al Gobierno de España que exponga las posibles razones políticas que podrían encontrarse detrás de esta decisión y ha reclamado una “reunión urgente a primeros de año” con la responsable de Medio Ambiente a nivel nacional.

Encuentros a nivel europeo

Por otro lado, Carmen Crespo y Antonio Luengo han acordado también solicitar una reunión con los nuevos comisarios europeos de Agricultura y Medio Ambiente, ya que, como ha resaltado Carmen Crespo, es “crucial” que la Unión Europea conozca “la realidad y el compromiso del sector agrario con un desarrollo sostenible”. Al respecto, la consejera andaluza ha hecho hincapié en que esta actividad es, por sí misma, “un inmenso sumidero de CO2 que contribuye a mitigar el calentamiento global en la zona de Europa más afectada por la emergencia climática y el estrés hídrico”.

En Andalucía, la situación del trasvase Tajo-Segura afecta a la provincia de Almería, donde su aportación supone el 25% del agua que llega hasta la cuenca del Levante almeriense (15 hm3 máximo anuales para regadío). En total, en esta zona existen 24.000 hectáreas que precisan de riego para su cultivo.