<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Un camión almeriense en medio de un tiroteo entre traficantes de personas en Francia

A pesar del dispositivo, en que intervinieron 40 agentes de la Gendarmería, los delincuentes lograron huir.



ALMERÍA HOY / 17·11·2019

Fuentes de la Gendarmería francesa han informado que durante la pasada noche del jueves al viernes de esta semana, hubo un intercambio de disparos entre traficantes de inmigrantes en el área de servicio de Châtellerault-Usseau en dirección hacia París, en la autopista A-10, que afectó a uno de los vehículos de la empresa almeriense de Huércal Overa, Belzunces, según informa hoy Diario de Transporte.

Las mismas fuentes aseguran que fue necesario un gran despliegue de agentes armados, aunque afortunadamente no se registraron heridos. El enfrentamiento comenzó en torno a las 02:30 del pasado viernes, cuando un intercambio de disparos en el área de servicio, creó un clima de pánico, tanto entre el personal que trabaja en el lugar, como entre los camioneros que se encontraban estacionados con sus vehículos en el lugar.

Fueron precisamente los camioneros quienes alertaron a la Gendarmería sobre los disparos. Hasta el lugar se desplazaron un total de 28 gendarmes de los destacamentos de Châtellerault y Poitiers junto con una patrulla de los EDSR (Escuadrón Departamental de Seguridad Vial). A la llegada de los cuerpos de seguridad, los delincuentes ya habían huido. Pero los gendarmes localizaron 12 personas de nacionalidad extranjera que se habían escondido en uno de los edificios del área de servicio.

Los impactos de bala se podían ver, tanto en el suelo, como en alguno de los camiones estacionados (ver fotos), por lo que fueron requeridos agentes del departamento técnico de investigación criminal, que localizaron hasta una docena de impactos de bala. Los agentes estuvieron trabajando en la investigación hasta las 16:30 horas de ayer viernes; tanto para tomar declaración a los testigos, como para recoger pruebas.

Fuentes policiales informaron que intervinieron hasta un total de 40 agentes para intentar aclarar lo sucedido pertenecientes a la brigada motorizada de Châtellerault, Poitiers y Lusignan, brigadas de St. Gervais-les-Trois-Clochers y Naintré, brigada de investigación de Châtellerault. y la Unidad de Investigación Forense (CIC), que continuarán con la investigación judicial que llevará a cabo la sección de Poitiers y el juzgado de esta localidad.

Al mismo tiempo apuntan a que esta región francesa es muy frecuentada por los traficantes de personas que intentan introducir a los inmigrantes en el interior de los semirremolques de los camiones que tienen como destino el Reino Unido.