<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

La Mesa del Ferrocarril exige responsabilidades políticas por el retraso de las obras del soterramiento de El Puche.

El anuncio de Adif de los modificados supondrá que Almería capital esté sin tren durante varios años si no se contruye urgentemente un bypass.



ALMERÍA HOY / 21·11·2019

La Mesa del Ferrocarril venía denunciando desde el pasado mes de mayo el parón de las obras de soterramiento del trazado ferroviario a su paso por El Puche, con la salida incomprensible de Terratest, subcontrata de la ejecuciòn de los muros de pantallas, de las que quedan aún más de 200 metros por ejecutar y donde se planteaba que ni siquiera el 50% de la obras estaban realizadas.

Ahora después de pasadas las Elecciones Generales del 10 de noviembre, en la Comisión Técnica celebrada ayer de la Sociedad para la integración de la alta velocidad que se celebró en Madrid, ADIF asume el “grave retraso” que acumula el soterramiento del paso a nivel de El Puche y anuncia modificados no solo en este proyecto, sino también en el tramo del Río Andarax-Puche, cuando hay que recordar que la fecha de entrega de la obra finalizó el pasado 15 de octubre.

También de “forma imprudente” desde el punto de vista de la plataforma ciudadana, ayer se anunciaba por Adif en la Comisión técnica "que las obras estarán finalizadas incluidos los modificados para la primavera del próximo año 2020, lo cual es totalmente imposible e improbable, ya que, si en un año solo se han construido un 43% de la obra”.

La Mesa se pregunta “cómo van a ejecutar el 57% restante en solo seis meses cuando lo cierto es que posiblemente las obras se dilaten al menos un año más con suerte”, pues desde su punto de vista “serán muchos más y Almería capital estará varios sin años sin tren, a no ser que se construya urgentemente ese bypass” que viene demandado desde hace dos años.

La plataforma asegura que “nada dijeron en la reunión sobre los motivos para que se paralizaran las obras y tampoco de las adjudicaciones de ambas obras con bajas temerarias”, que desde la Mesa Ferrocarril creen que “son el motivo real para que finalmente se hayan aprobado modificados en las dos obras que les permita a Comsa que le salgan las cuentas cuando entregue el certificado final de obras”.

Finalmente, la Mesa del Ferrocarril se pregunta “quién asumirá las responsabilidades políticas de este nuevo retraso que esta ocasionando graves perjuicios a los ciudadanos almerienses”.