<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Cuevas sigue dando pasos en la Red de la Ruta de los Fenicios

El Ayuntamiento se reúne con el secretario técnico de la Red Española del Itinerario Cultural del Consejo de Europa para abrir el camino de la colaboración en la mejora y difusión del yacimiento de Villaricos dentro de este proyecto

De izquierda a derecha, el profesor Pedro Perales, el secretario técnico de la Red Española de Itinerario Cultural del Consejo de Europa LRuta de los Fenicios, Manuel Peregrina, la edil de Cultura de Cuevas, María Isabel Ponce, y la arqueóloga Laura Larios


ALMERÍA HOY / 27·11·2019

El Ayuntamiento de Cuevas de Almanzora sigue la línea de poner en valor su rico patrimonio histórico y cultural. De esta forma, durante la semana, representantes municipales se han vuelto a reunir con el secretario técnico de la Red Española de Itinerario Cultural del Consejo de Europa `La Ruta de los Fenicios´, Manuel Peregrina, estableciendo así un primer contacto para poner sobre la mesa las posibles actividades y proyectos que supongan impulsar el potencial turístico, cultural y económico de los yacimientos costeros de la localidad cuevana.

Peregrina intercambió impresiones con la concejala de Cultura, María Isabel Ponce Sabiote, y la arqueóloga local, Laura Larios, así como con el profesor Pedro Perales, con el fin de tener una primera toma de contacto que desemboque en el desarrollo de actuaciones que mantengan y difundan los importantes restos arqueológicos del municipio.

Cuevas del Almanzora se unió en 2017 la Red Española de la Ruta de Los Fenicios, que supone uno de los itinerarios culturales europeos más importantes y que tiene la misma categoría que el Camino de Santiago. Además, es una ruta avalada por la Unión Europea y el Centro Unesco de Italia. Se hizo efectiva dicha adhesión con la firma de la denominada ‘Carta de Jaén’, documento mediante el cual se establecieron los compromisos a adoptar por los miembros de la Red, iniciando de esta manera una colaboración de gran repercusión cultural y turística ya que de esta manera se pretende promocionar como recurso dinamizador de la economía comarcal a los hipogeos de Villaricos, donde se encuentran cinco tumbas funerarias fenicias del total de las quince que hay en toda España.

Para la concejala de Cultura y Turismo, “es de vital importancia que continuemos por ese camino de colaboración para conseguir avanzar en la puesta en valor de nuestro patrimonio histórico y cultural, que es uno de los grandes potenciales de Cuevas del Almanzora”.

Por su parte, el alcalde cuevano, ha destacado: “Tenemos el firme compromiso, y así lo estamos demostrando con muchas actuaciones y, entre ellas, esta misma, de potenciar la recuperación de nuestro patrimonio como recurso cultural, turístico y económico, porque eso nos permite, por un lado, conocer y valorar nuestra riqueza y nuestro pasado, y difundir esas maravillas que son únicas en la provincia, además de dar al pueblo una fuente de desarrollo sostenible basada en el turismo cultural”. “Queremos que se siga descubriendo nuestra Alma y pertenecer a la Red Española de la Ruta de los Fenicios, un itinerario de suma relevancia en Europa, es una de las claves para conseguir que Cuevas se conozca en el mundo”, ha señalado el primer edil.

La necrópolis fenicia de Villaricos se declaró en el año 2005 Bien de Interés Cultural (BIC). Se localiza en el margen izquierdo de la desembocadura del río Almanzora y presenta una superficie de 301.638,63 metros cuadrados. Fue excavado a principios del siglo XX por Luis Siret y posteriormente por la Doctora Almagro. Las tumbas más antiguas de este complejo datan del VII a. C. y es el mayor conjunto de hipogeos de la Península.

Hace ya unos años se adecentó la zona, tras años de abandono, y se habilitó una visita virtual a través de la App Villaricos Virtual, que, dentro de una de las tumbas, permite la visualización, mediante realidad aumentada, de cómo eran dichos enterramientos originales. Por otra parte, desde hace unos años se realizan visitas guiadas de la mano de la arqueóloga Laura Larios.