<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Carta abierta a Dabiz Muñoz: La Almeriense GAMBA ROJA de Garrucha.


..

ÁLVARO RAMOS*

En primer lugar, mandarle un cordial saludo y presentarnos, Garrucha Para la Gente forma parte de la Corporación Municipal, siendo una humilde plataforma ciudadana en este municipio del Levante Almeriense.

Hace unos días fue muy mediático un vídeo en el que usted, Dabiz Muñoz, situaba la Gamba Roja de Garrucha en nuestra Mediterránea y hermana Comunidad Catalana, un error humano sin mayor trascendencia que creó controversia en Almería.

En Garrucha estamos acostumbrados a hacer de la necesidad virtud, siendo muy conscientes que su error geográfico nos ha proporcionado una plataforma mediática que puede promocionar aún más las virtudes de nuestro Oro Rojo, de nuestra Gamba de Garrucha.

Es comprensible que un renombrado cocinero, como es usted, con cientos de conceptos y productos culinarios en su cabeza cometa un desliz, desliz que con su permiso queremos que sirva para dar más nombre a esta estrella culinaria que es la Gamba Roja.

Por todo ello creemos que este malentendido debe cerrarse con su visita a este pueblo marinero, Garrucha, donde le invitamos a que conozca la pesca tradicional de este crustáceo, su paso por lonja y disfrute viendo como las manos de un pescador pasan este manjar a las cocinas de su primo o hermano hostelero, creándose una economía modesta, cercana y familiar.

Siendo usted consumidor de esta exquisitez, también queremos que sea consciente de la problemática en nuestro sector pesquero ante los profundos recortes que Europa va a establecer en nuestras cuotas de captura.

Conocerá nuestras cocinas, nuestros restaurantes, donde el concepto culinario de “menos es más” hace que una plancha caliente y unas escamas de sal marina creen una simplicidad perfecta, sintetizando el Mediterráneo en un solo bocado.

Por último disculparnos por hacer uso de esta pequeña confusión para hacer más visible la Almeriense Gamba Roja de Garrucha.

Esperamos su visita.

*Álvaro Ramos es coordinador de Garrucha Para la Gente