<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Vecinos del Alto Almanzora no creen a la consejera

Están convencidos de que el agua extraída en los pozos de emergencia acabará en explotaciones agrícolas del Levante a pesar de que Agricultura asegura que será para el abastecimiento humano de Albox, Olula del Río y Fines en caso de cierre del trasvase del Negratín.


Un cartel en la concentración que tuvo lugar ayer en Alcóntar

ALMERÍA HOY / 26·10·2019

Varios cientos de habitantes de vecinos del Alto Almanzora acudieron a la llamada de la plataforma 'Stop pozos de emergencia en el Almanzora', que convocó una concentración en la mañana de ayer a las puertas del Ayuntamiento de Alcóntar, en cuyo término se ha previsto realizar sondeos para la extracción de agua con la que servir, según la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y ´Desarrollo Sostenible, en caso de cierre del trasvase del Negratín a los municipios de Albox, Olula del Río y Fines, que se abastecen de ese acueducto desde que decidieran prescindir de los servicios de la empresa pública provincial Galasa.

En anteriores ocasiones, como cuando se cortó el suministro desde el pantano granadino en los años 2017 y 2018, fue la Junta Central de Usuarios del Valle del Almanzora, entidad que aglutina a la totalidad de las comunidades de regantes de la zona, la que acudió en socorro de los citados municipios, pero lleva tiempo advirtiendo que cuando no llega agua desde el Negratín no están ellos en situación de hacer favores.

En ese sentido, la Consejería decidió abrir una serie de pozos en el Alto Almanzora para usar en casos de emergencia como la que ahora existe, sin embargo, vecinos y regantes de esa comarca no creen que sean esas las intenciones de la Junta, sino la de hacer llegar ese recurso a los agricultores de aguas abajo, y por esa razón han emprendido movilizaciones para impedir la ejecución de las obras.

Los regantes de esta zona aseguran que no han pedido “pozos de emergencia pues tratamos de racionar el agua al máximo posible para nuestra tierra. Es un recurso limitado, no se puede extraer la mayor calidad y cantidad posible porque sería un atentado contra nuestro entorno”.

“La sequía no es una circunstancia puntual -añaden-, sino una etapa de años pues el sureste español va hacia una desertización y este hecho aceleraría el proceso en nuestra tierra. No se puede mantener un modelo de desarrollo agrícola sin contar con recursos propios y a costa de esquilmar y destruir los recursos de toda una comarca y comarcas vecinas”.

“La cantidad que se pretende extraer -aseguran- supondría un cambio drástico en el entorno, cambiando el paisaje tal y como lo conocemos. Alterar el volumen de los acuíferos, dañarán, irremediablemente, el abastecimiento de agua de nuestras fuentes, poblaciones, y todo el ecosistema de vegas, con consecuencias nefastas para una agricultura tradicional y familiar que se viene desempeñando desde hace cientos de años en la zona”.

“Con estas actuaciones se fomenta el empobrecimiento del Alto Almanzora, comarca deprimida, la desigualdad entre territorios y el despoblamiento de los pueblos del interior. El bien más preciado que tenemos es el agua y la queremos utilizar nosotros con la responsabilidad que conlleva su uso”.

Los promotores de la Platafora señalan a las multinacionales y grandes empresas agrícolas del Levante almeriense como “únicas beneficiarias de este proyecto”, y les invitan a que “si necesitan más agua, que inviertan en plantas desaladoras o que realicen pozos en el territorio que explotan, en vez de tratar de esquilmar recursos acuíferos que pertenecen a ecosistemas y poblaciones que están a 100 kilómetros de distancia. Que cambien su modelo agrícola y se adapten al Cambio Climático sin perjudicar a poblaciones más vulnerables”.

Señalan que “el aprovechamiento de los recursos hídricos del Valle del Almanzora pertenecen a la cuenca del Almanzora, a sus fuentes, manantiales y poblaciones”.

“Defendemos y seguiremos defendiento la integridad de nuestro patrimonio hidrológico, que forma parte del ecosistema del Alto Almanzora, que goza aún de una gran riqueza vegetal natural y paisajística”.

“Por lo tanto -insisten- no estamos de acuerdo con el afloramiento de pozos de emergencia”.