<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

"Tomadura de pelo" del Gobierno municipal de Almería

Para Equo es un contrasentido aprobar en el mismo pleno quitar los árboles de la Plaza Vieja y declarar el estado de emergencia climática.




ALMERÍA HOY / 24·10·2019

Equo Verdes Almería rechaza firmemente el proyecto de remodelación de la Plaza Vieja aprobado por el gobierno municipal del PP, con el único apoyo de Vox. Esta actuación ha significado para el partido verde "la modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) respecto al arbolado y uso del espacio".

"Como es sabido -afirman desde Equo-, el Ayuntamiento, los arcos, el Pingurucho y la arboleda, forman un conjunto declarado Bien de Interés General, una herramienta legal de protección, cuyo objetivo es garantizar tanto la preservación del Monumento de los Mártires de la Libertad (los Coloraos) y de la arboleda como el propio entorno arquitectónico".

En este sentido, el partido ecologista resalta "la posibilidad de que estemos ante un conflicto jurídico-administrativo, al ser modificada la ficha del Catálogo de Edificios y Espacios Protegidos referente a la Plaza de la Constitución, para incumplir el artículo 9. 62 del PGOU. El mismo viene a decir que, las intervenciones que se realicen sobre espacios urbanos incluidos en el Catálogo de Bienes Protegidos, mantendrán los elementos del mobiliario urbano singularizados en dicho espacio; así como el arbolado existente. Es decir, para saltarme la Ley, cambio la ficha de protección a mi conveniencia, cuestión ésta sobre la que tendrá que pronunciarse la Junta de Andalucía".

Equo asegura que "el modelo de recuperación del Caso Antiguo que aplica el actual gobierno municipal del PP se basa prioritariamente en inversiones económicas que privatizan el espacio público a cambio del lucro privado. Se trata de una actuación en un entorno castigado por el riesgo de pobreza, exclusión social y falta de servicios, que camina justo en la dirección contraria a las necesidades de la Almería del S.XXI".

Por ello, a los verdes almerienses les preocupa "que se use la ecología para tomar el pelo a la ciudadanía, como muestra el hecho de que a la vez que se aprobara en plenario la remodelación de la plaza con la retirada de los ficus, se declarase la emergencia climática. Este no es el modo de promover una ciudad preparada para hacer frente al escenario de cambio climático y calentamiento global, a la falta de recursos (sobre todo agua) y la pérdida de biodiversidad".

En palabras del coportavoz, Manuel Pérez Sóla, “No nos podemos permitir el lujo de perder ni un espacio verde más. Es urgente reforestar dentro y fuera de la ciudad. Necesitamos aumentar los sumideros naturales para disminuir el CO2 y gases de efecto invernadero. Más vegetación en calles, fachadas, terrazas, plazas, parques y un cinturón verde alrededor de la ciudad para limpiar el aire, producir oxígeno y frenar las altas temperaturas y temporales, generando vida y biodiversidad. Hay que sumar zonas verdes urgentemente. En ningún caso, restar”.

"Almería -prosigue-, castigada en el pasado por políticas urbanísticas especulativas, tiene poco que conservar para el futuro. La protección y puesta en valor del patrimonio histórico, cultural, social y medioambiental sigue siendo una tarea pendiente, necesitada de inversión público-privada acorde a tal fin, redundando en el disfrute y bienestar de sus habitantes, y promoviendo un turismo respetuoso y amable con la ciudad y su historia".

Desde el Partido Verde se insta a que cualquier actuación sobre bienes patrimoniales como el conjunto de la Plaza Vieja, la Alcazaba, la Hoya y las Murallas del Cerro de San Cristóbal, "sea siempre afrontada con las máximas garantías, contemplándose el oportuno debate profesional y social, con historiadores, paisajistas y ciudadanía, en vez de aplicar el rodillo institucional". El partido ecologista advierte que, "desde el espacio político, apoyará y difundirá cuantas acciones ciudadanas se programen en defensa de la Plaza Vieja, denunciando tamaño despropósito contra nuestra biodiversidad, patrimonio y cultura".