<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

El PSOE acusa a Crespo de abrir una guerra entre comarcas con el trasvase de agua del Almanzora a Pulpí

Antonio Martínez advierte de que las masas de agua del Alto Almanzora se encuentran en mal estado y las extracciones ponen en jaque a la comarca


Antonio Martínez durante la rueda de prensa.

ALMERÍA HOY / 24·10·2019

El PSOE de Almería ha acusado a la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, de haber abierto “una guerra por el agua entre comarcas”, con su decisión de realizar pozos de emergencia en la cabecera del río Almanzora para abastecer de agua de riego a los campos de Pulpí. El secretario de Organización del PSOE provincial, Antonio Martínez, ha expresado que alberga “serias dudas” sobre la legalidad de este proyecto, al no haberse realizado la evaluación de impacto ambiental que exige la normativa para este tipo de pozos, de más de 120 metros de profundidad, así como para los trasvases de agua entre distintas cuencas hidrográficas.

Martínez ha subrayado que el proyecto anunciado recientemente por la titular de Agricultura prevé realizar pozos en las masas de agua de la Sierra de las Estancias y del Alto y Medio Almanzora, que “se encuentran declaradas en mal estado y donde está prohibida, por tanto, la extracción de nuevas aguas”.

Además, el responsable socialista ha alertado de que esta decisión “pone en serio riesgo la continuidad de los regadíos tradicionales y el futuro de los tesoros hidrológicos y turísticos del Almanzora, como son la Cerrá de Bacares-Tíjola y la Balsa de Cela”.

“Le recordamos a la consejera Crespo que es la responsable en el gobierno andaluz de la cartera de Agricultura, Ganadería y Pesca, no sólo de la agricultura en su dimensión intensiva e industrial; también lo es de la tradicional que se desarrolla en comarcas como la del Alto Almanzora, que crea y conserva paisajes sobresalientes, como los de la Sierra de Filabres o la Sierra de las Estancias, los cuales dan soporte al turismo rural, el ecoturismo o la generación de empleo verde”, ha defendido.

Martínez ha insistido en que “llevar agua de la Almería interior, despoblada y de menor renta, a la Almería costera, con mayor población y mayor renta, no puede ser la respuesta a los problemas globales de agua, cambio climático y despoblación que sufre nuestra provincia”, ha añadido.

Martínez ha recordado que “los nuevos recursos no se pueden obtener de masas en mal estado o en régimen de protección oficial” y ha advertido de que “desgraciadamente, tenemos demasiados ejemplos de que los trasvases como el planteado en este proyecto no han servido para corregir el déficit hídrico de las cuencas receptoras, sino que, por el contrario, lo han agravado, como consecuencia de las expectativas que estas actuaciones han generado”.

Para el secretario de Organización del PSOE de Almería, el agua “no puede ser utilizada como arma política para ganar un puñado de votos, para echarse una foto o para enfrentar unas comarcas con otras”. “Es una auténtica barbaridad que, desde la administración, se aliente en la provincia una nueva batalla por el agua, que no existía”, ha mantenido. Por el contrario, ha defendido que el agua es “un asunto que requiere de grandes dosis de sentido común, mucha didáctica, una férrea voluntad de acuerdo entre todos los intereses y, por supuesto, del cumplimiento del marco normativo europeo, estatal y andaluz”.