<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Costas inicia la demolición de una vivienda ilegal en la playa de Balanegra

La totalidad de la parcela en la que se ubica el edificio está situada en zona de dominio público marítimo-terrestre. Las obras de demolición costarán alrededor de 24.000 euros


Vivienda cuya demolición ha iniciado Costas.

ALMERÍA HOY / 24·10·2019

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar del Ministerio para la Transición Ecológica ha iniciado los trabajos de demolición de un edificio existente en la playa de Balanegra.

La construcción de este edificio se inició en el año 1994 sin la preceptiva autorización del Servicio Provincial de Costas por lo que, después de los trámites oportunos, las obras quedaron paralizadas. El edificio consta de dos plantas, sótano y cubierta visitable, destinada a vivienda, que se hallaba en estado de estructura y con cerramientos exteriores de fábrica de ladrillo.

El terreno en el que se ubica el edificio tiene naturaleza de playa. Por orden ministerial de fecha 28/04/1998, fue aprobado el deslinde de los bienes de dominio público marítimo-terrestre del tramo de costa que comprende todo el término municipal de Berja, actualmente Balanegra. En el expediente tramitado al efecto, la parcela en cuestión, situada entre los mojones M-34 y M-36, resultó en su totalidad incluida dentro de dicho demanio.

Los artículos 7 y 8 de la Ley de Costas establecen que los bienes de dominio público marítimo-terrestre “son inalienables, imprescriptibles e inembargables sin que sean admisibles más derechos que los de uso y aprovechamiento adquiridos de acuerdo con la misma, careciendo de todo valor obstativo frente a dicho demanio las detentaciones privadas, por prologadas que sean en el tiempo”.

En atención a las disposiciones legales, el Servicio Provincial de Costas procedió a la recuperación de los terrenos y posteriormente a la demolición de la construcción existente. Seguidamente a la demolición, se realizará la completa limpieza del terreno ocupado y la ejecución de las actuaciones necesarias para restituir los terrenos a su natural estado de playa.

Los trabajos se están realizando con medios propios de la Administración, a través de la empresa pública Tragsa y consisten en la demolición del edificio de dos plantas y sótano, de estructura de hormigón armado, la gestión de residuos, con la retirada y transporte a una planta de tratamiento de los residuos de la demolición y la restauración del terreno a su estado natural de playa.

El presupuesto total de la actuación asciende a unos 24.000 euros.