<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Amigos de la Alcazaba denuncia "acequias secas y agua putrefacta" en el monumento almeriense

La asociación revela que la fortaleza "lleva ocho días sin agua"


El efecto de la falta de agua se deja notar en los setos de la Alcazaba

ALMERÍA HOY / 09·09·2019

La Asociación Amigos de la Alcazaba vuelve a poner la señal de alerta ante una “nueva e incomprensible situación que afecta al patrimonio de todos los almerienses”. En este caso se trata, precisamente, del Conjunto Monumental que le da nombre y es que desde la asociación alertan de que son ya ocho días en los que la Alcazaba está teniendo graves problemas con el suministro de agua.

Desde la asociación estiman que es “dolorosamente coincidente” que, “mientras la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico y el alcalde de Almería anunciaban el pasado miércoles que la Junta de Andalucía apostaba decididamente por revitalizar y poner en valor la Alcazaba, calificada como ‘la joya patrimonial y turística de Almería’, la realidad es que el conjunto monumental llevaba tres días sin agua”.

Al día siguiente, jueves, la delegada provincial, Eloísa Cabrera, y los responsables del Servicio de Instituciones y del Departamento de Protección de la Delegación Provincial subieron a la Alcazaba para ver el “problema”, porque el director del monumento no estaba “disponible” por encontrarse de vacaciones.

Hoy, octavo día de esta anomalía, Amigos de la Alcazaba ha vuelto a comprobar la situación, porque hasta este momento el “problema” no ha saltado las murallas del monumento y es desconocido para la opinión pública, “que mientras tanto se queda con los titulares grandilocuentes”. De esta manera, los casi mil visitantes diarios que acuden en estas fechas al monumento “contemplan” una imagen lamentable de la Alcazaba: las acequias secas y requemadas, las fuentes y albercas con agua ennegrecida y putrefacta, las plantas sedientas y algunos setos secos… Los baños del segundo recinto, que son los que más se utilizan, cerrados “por tareas de mantenimiento”, dice el cartel. En estas condiciones, algunos incívicos visitantes utilizan de forma “alternativa” los milenarios aljibes califales.

Desde la Asociación lamentan que la situación sigue sin estar controlada y ante la ausencia de un director que gestione la situación, son los vigilantes y el personal de la Alcazaba los que hacen todo lo que está en su mano y dan la cara, como siempre, ante los visitantes que piden explicaciones.

“La imagen de uno de los gatos de la Alcazaba junto a una fuente seca y bebiendo agua de un vaso ilustra perfectamente la situación. Una situación que quizás podamos vivir con normalidad y total aceptación, pero ¿alguien se imagina a la Alhambra ocho días sin agua y además sin ser noticia en la prensa?”, concluyen desde Amigos de la Alcazaba.