<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

VOX exige explicaciones por el proyecto fallido de la desaladora almeriense de Bajo Almanzora

La planta está siendo investigadas por la Guardia Civil en la operación Frontino por presuntos fraudes y sobrecostes en las obras realizadas por la sociedad estatal Acuamed


La diputada por Almería Rocío de Meer junto al coordinador provincial, Rodrigo Alonso.

ALMERÍA HOY / 03·08·2019

La diputada por Almería Rocío de Meer, ha presentado una batería de preguntas al Gobierno sobre el estado de la desaladora instalada en el Bajo Almanzora con el objetivo de garantizar el suministro de agua de forma permanente en la zona y que nunca llegó a funcionar después de que, en 2012, una riada dejara inutilizada la instalación.

Esta desaladora está siendo investigadas por la Guardia Civil en la operación Frontino por presuntos fraudes y sobrecostes en las obras realizadas por la sociedad estatal Acuamed, lleva más de tres años inutilizada, al quedar anegada e inutilizada en la riada de 2012 y tras una inversión de más de 77 millones de euros.

“Siete años después seguimos sin tener una respuesta a cuándo o cómo se reparará la desaladora. Es una situación que supone un lastre para el desarrollo económico, sobre todo de dos sectores clave para la provincia: el turismo y la agricultura”, ha asegurado Rocío de Meer.

Tradicionalmente, las localidades costeras de esta zona cubrían sus necesidades de agua con los limitados aportes procedentes de los trasvases Tajo-Segura y Negratín- Almanzora. Sin embargo, el suministro era tan insuficiente y tan inseguro para cubrir las necesidades que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino del Gobierno de España decidió construir la desaladora del Bajo Almanzora.

Una decisión que supuso una inversión de 75,9 millones de euros, – de los cuales 23 procedían del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER-, y que a día de hoy sigue sin reportar ningún tipo de efecto positivo, ya que no llegó a funcionar nunca a causa de la riada y tras estar construida, según el informe técnico, en una zona inundable. Según las estimaciones de AcuaMed, entidad responsable del proyecto, la reparación supondría un coste de hasta 32 millones de euros.