<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

“Mi hermana Cristina la Veneno sufrió y fue golpeada con saña y sin piedad”

Mari Pepa Ortiz, hermana de la popular actriz, denuncia que la justicia “dio carpetazo” sin investigar las pruebas que demostrarían que su hermana no murió por accidente.


Ésta y el resto de las fotografías forman parte de la autopsia realizada por el Instituto Anatómico Forense de Madrid.
ALMERÍA HOY / 29·07·2019

“Quiero informar que mi hermana Cristina 'la Veneno' sufrió, fue golpeada con saña y sin piedad”, afirma Mari Pepa Ortiz, hermana de la popular actriz abderitana fallecida el 9 de noviembre de 2016 tras tres días debatiéndose entre la vida y la muerte en la UCI del Hospital de La Paz, según la autopsia practicada en el Instituto Anatómico Forense de Madrid, “a causa de una caída en el baño provocada por la ingesta masiva de pastillas [trankimazín] y alcohol”.

Antes del entierro se le practicó una segunda autopsia el día 12 de noviembre, que corroboró el carácter accidental de la muerte de Cristina.

Sin embargo, la hermana de la actriz sostiene que en el juzgado “dieron carpetazo rápidamente sin investigar a pesar de que había pruebas sobradas que demostraban que la muerte no fue por accidente, que es como engañaron a toda España para calmar la indignación”. Para probar sus sospechas, Mari Pepa pidió la opinión de un conocido forense, el doctor Frontela, quien informó que “Cristina no murió por accidente, sino que fue víctima de golpes recibidos con violencia”.

“El juez -prosigue Mari Pepa- se niega a reabrir el caso y niega, mediante decreto, la petición del doctor Frontela para que se le permita terminar un estudio completo. No sólo niega la petición del médico, sino que, y es lo peor de todo, yo no he conseguido, tras casi tres años, copia completa de todo el expediente, especialmente de las partes más importantes y determinantes para el esclarecimiento de la verdad y poder descubrir quiénes son los responsables de la tan perversa y brutal muerte que dieron a Cristina”.

TRANSFOBIA

“Es muy cierto que mi hermana ha sido tratada con transfobia, mucho desprecio y asco, y no sólo por parte de algunos medios de comunicación. Leyendo los atestados de la Policía y otros documentos que forman parte del expediente, se aprecia con toda claridad el trato degradante y denigrante de desprecio hacia un ser humano, en este caso mi hermana Cristina 'la Veneno'”.

“Como muchos saben, el personal sanitario del hospital la Paz no se corta ni un pelo cuando llamaron al programa 'Sálvame' para decir que a Cristina la ingresaron llena de piojos y muy sucia, hasta el punto de que tuvieron que lavarla. Todo en esa línea de asco y desprecio”.

“¿Qué clase de personas hacen ese tipo de declaraciones sobre un ser humano que yacía en una cama de la UCI y estaba muriendo con la cabeza reventada de los golpes recibidos? ¿Qué clase de profesionales son y qué sensibilidad humana demostraron?”.

“Nadie puede hacerse una idea de la descomunal manipulación que se ha estado ejecutando desde el minuto uno con un único proposito: desvirtuar, engañar y tapar como sea las verdaderas causas y circunstancias que llevaron a Cristina a la terrorífica muerte que le dieron”.

“El terror que vivió mi hermana en el momento que recibía esa soberana paliza que terminó con su muerte, tuvo que ser desesperante y terrorífica. Más aún porque ella estaba sola y totalmente desamparada”.

“Y, ahora, la inhibición de un juez permite que unos asesinos anden sueltos”, concluye Mari Pepa Ortiz, hermana mayor de Cristina 'la Veneno'.