<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

La Justicia evita que la alcaldesa de Mojácar impida la actuación de Kiko Rivera en el Maui

Un juzgado de Almería ha desestimado la solicitud del Ayuntamiento de que no se llevase a cabo.


Kiko Rivera

ALMERÍA HOY / 05·06·2019

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Almería ha desestimado una solicitud del Ayuntamiento de Mojácar para que no se llevase a cabo una actuación de Kiko Rivera en una chiringuito cuya clausura preventiva por parte del gobierno local ya había sido anulada judicialmente.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, la juez María del Carmen Fontán señala que el Consistorio presentó un escrito solicitando que se modificara con carácter de urgencia dicha anulación tras tener conocimiento de que estaba previsto que el 1 de junio se celebrase en este local una fiesta de 17 a 23:00 horas con Kiko Rivera.

"Evidentemente, no existe tiempo material para dar trámite de alegaciones a la parte contraria, pues la actuación anunciada es mañana -el auto es del 31 de mayo-; atendiendo a los términos en los que está formulada la solicitud ("carácter de urgencia") la misma debe ser resuelta "inaudita parte", según lo previsto", dice.

En este sentido, apunta que la revocación o modificación de una medida cautelar"sólo es posible si cambian las circunstancias en virtud de las cuales se adoptó, cosa que no sucede en el supuesto que nos ocupa".

"No se acredita la alteración de las circunstancias que llevaron a la adopción de la medida cautelar, sino que la parte que solicita la modificación se limita a exponer las razones por las que, a su juicio, la medida cautelar no procede, si bien ahora refiriéndose a un evento concreto que, según redes sociales, va a tener lugar en el establecimiento Maui", profundiza.

En este sentido, afirma que, sin "cambio de circunstancias", el competente para conocer el recurso de apelación del Ayuntamiento es el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Apostilla que el Gobierno local defiende que la resolución judicial crea una "situación de incertidumbre jurídica" y que ha colocado al establecimiento Maui en una "especie de limbo jurídico, en una posición de privilegio e incluso de ventaja competitiva respecto al resto de establecimientos similares de la zona".

"Conviene recordar que, ante las discrepancias entre las partes sobre si el establecimiento en cuestión tenía o no las licencias necesarias, el Juzgado optó por mantener la situación existente hasta el momento, suspendiendo las medidas cautelares adoptadas por el Ayuntamiento. Es decir, la situación es ahora sencillamente la misma que la que ha habido durante años", sostiene.

Asimismo, precisa que dicho establecimiento ha "funcionado durante años, ya que fue hace sólo unos meses cuando la administración consideró que se trataba de una actividad sin autorización alguna, clandestina, y decidió clausurarla mediante medida cautelar".

"Y ello no ha impedido al Ayuntamiento de Mojácar cumplir con su deber de velar por la seguridad ciudadana, como, sin duda, seguirá haciendo", incide.

Precisamente, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Almería acordó suspender la clausura del chiringuito 'Maui' de Mojácar al no quedar acreditados incumplimientos relacionados con los horarios de apertura y cierre del local ni con la superación de los niveles de ruido permitidos, con molestias graves para los vecinos.

El dueño del local, Fernando Benito, ha asegurado a Efe que se están sufriendo un "acoso continuo" por parte del Consistorio. "En Navidad, el día 24 ya nos pedía una fianza de un millón de euros. Lleva tres o cuatro años con esta persecución", sostiene.