<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Adelante Vera sostiene que desde el Ayuntamiento se pueden evitar trágicas inundaciones

La formación propone dimensionar la red de pluviales y algunas infraestructuras, así como establecer un sistema eficaz de alarma.


Inundaciones en Las Buganvillas (Vera) y el Sector 2 de Garrucha

ALMERÍA HOY / 18·05·2019

Según Paqui Palomo: “Es cierto que las obras de encauzamiento del Río Antas son competencia del Gobierno Central, y por lo tanto le corresponde a éste ejecutarlas, pero entendemos que este hecho sirve como excusa al Equipo de Gobierno actual y a la oposición en el Ayuntamiento de Vera para justificar una incomprensible inactividad al respecto". Adelante Vera, que ha recogido más de 700 firmas de vecinos veratenses para que la administración local y autonómica asuman su responsabilidad y articulen medidas para solucionar el problema, afirma que "el principal problema es haber construido donde no se debe, en la desembocadura del río, taponando su desagüe natural. Pero en el momento que nos encontramos es vital dirigir esfuerzos para minimizar los efectos de las riadas cuando se produzcan, para evitar sus efectos devastadores que incluyen, como tristemente conocemos, la pérdida de vidas humanas". Juan Antonio Salinas añade que: “Hay multitud de acciones que se pueden implantar a nivel municipal y autonómico, entre ellas dotar de un sistema de evacuación de pluviales correctamente dimensionado para la zona de las Buganvillas. El estudio de cauces del Levante almeriense de 2004 ya recogía una serie de medidas preventivas y correctoras para este punto en concreto, entre otras muchas: la delimitación del dominio público hidráulico, ampliación de infraestructuras existentes -como el puente del “Colorao”, un auténtico punto crítico que actúa de tapón cuando se producen las riadas- o la instalación de un sistema de alarmas que permita evacuar a la población afectada antes de que produzcan las inundaciones". Para Adelante Vera se trata de una cuestión muy grave ya que "todo indica que desde estas Administraciones ni siquiera existe concienciación de la magnitud real del problema. Si fuese de otro modo hubiesen actuado en contra del proyecto de construcción de más de 1.500 viviendas en el Sector 2 de Garrucha, zona anexa al punto crítico de las Buganvillas. Sí que lo hicieron colectivos y asociaciones locales, presentando unas alegaciones a la antigua Delegación de Medio Ambiente que, hoy en día, aún siguen sin respuesta, donde demostraban claramente que se pretendía construir, de nuevo, sobre zona inundable, y que las medidas que se adoptaban en dicho sector para evitar inundaciones agravaban las condiciones de inundabilidad de la zona construida en las Buganvillas".