<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Terminan las obras en la vía urbana junto a la Playa de las Palmeras de Pulpí

Las mejoras acometidas en el drenaje evitarán inundaciones en la calzada

Las obras han aumentado significativamente la capacidad de drenaje.
ALMERÍA HOY / 03·02·2019

El alcalde de Pulpí, Juan Pedro García, el concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Pulpí, Pedro Jesús Martínez, el ingeniero técnico municipal José Pérez, junto a dos técnicos de la empresa adjudicataria de las obras, Lirola Ingeniería y Obras SL, han estado presentes en la apertura al público de la vía urbana que une San Juan de los Terreros y el municipio vecino, Águilas. Las obras han consistido en la mejora técnica de drenaje transversal en la vía urbana situada junto a la playa de las Palmeras.

Dichas labores han requerido la sustitución de los tubos existentes por marcos prefabricados de hormigón armado de un metro de altura y dos metros de ancho. Todo ello en una zona que se veía especialmente afectada cuando se producían lluvias torrenciales, llegando a provocar inundaciones debido a que los tubos que cruzan la carretera tienen muy poca sección, lo que traía consigo que el agua de lluvia que discurre por la Rambla invadía la vía ocasionando un gran peligro a los vehículos que circulaban por la carretera.

Los trabajos previos han incluido la demolición del hormigón afectado y la retirada de los tubos, así como la limpieza y desbroce del terreno, para, a continuación, instalar los marcos de hormigón armado y reponer el vial. Las obras llevadas a cabo desde el consistorio pulpileño se han financiado con fondos municipales y cuyo presupuesto alcanza los 60.000 euros.

Por su parte, el alcalde de Pulpí, Juan Pedro García, durante la fase de acondicionamiento y apertura al público de la carretera asegura: “Con estas obras ponemos de manifiesto nuestra concienciación y preocupación  por la seguridad vial. Se trataba de una zona que se veía especialmente afectada en extremas condiciones meteorológicas. La carretera llegaba a inundarse, poniendo en peligro a conductores y viandantes”