<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Solucionan los apagones diarios en Berja por enganches ilegales y cultivos de marihuana




ALMERÍA HOY / 09·01·2019

Un vecino del municipio almeriense de Berja denunciaba ante el Defensor del Pueblo Andaluz los problemas con el suministro de luz que padecían muchas familias de varios barrios en la localidad, unos problemas que, según la institución andaluza, ya han sido solventados.

Al parecer se producía a diario una bajada de tensión por la tarde y la noche, de forma que no podían utilizar aparatos eléctricos como calefactores o electrodomésticos. A veces también ocurría indiscriminadamente a cualquier hora e incluso varias veces al día. Esta situación afectaba a personas enfermas que no podían utilizar sus equipos médicos, personas mayores que se quedaban sin los servicios de teleasistencia o estudiantes que no podían estudiar en estas horas. Cuando llamaban a la compañía suministradora de energía eléctrica ésta les asignaba un número de incidencia, los técnicos arreglaban el problema pero al rato volvía a ocurrir, con lo que este círculo volvía a repetirse. En alguna ocasión los técnicos que acudían a arreglar las incidencias, de una compañía subcontratada, habían comentado a los vecinos que el problema era de un transformador que, además de estar anticuado, estaba sobrecargado a causa de enganches ilegales, sobre todo para plantaciones de marihuana.

Tras admitir a trámite la queja nos dirigimos al Ayuntamiento de Berja, a la Delegación Territorial de Conocimiento y Empleo de Almería y a Endesa, como distribuidora eléctrica.

Endesa confirmó que los cortes estaban motivados por numerosos enganches directos y posibles plantaciones de marihuana en los alrededores de Cerro Matadero. Estaban trabajando en la zona para solventar la situación, pero entendían que eran los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado quienes debían dar una solución definitiva, y para ello era necesaria la intervención judicial, por lo que el problema podría demorarse en el tiempo.

La Delegación Territorial de Conocimiento y Empleo nos remitía a la información que había facilitado Endesa. Asimismo nos indicaba que, a finales de diciembre de 2017 y contando con el auxilio de miembros de la Policía Nacional, se habían producido varias actuaciones para anular varios enganches ilegales y soterrar parte del cableado en el barrio de Santa Cruz; actuaciones que Endesa iba a continuar para mejorar la red de suministro eléctrico.

De acuerdo con los datos que les habían facilitado, en la zona existían transformadores con una potencia instalada superior a contratada, lo que indicaba la suficiencia de la red de distribución de energía eléctrica e, incluso, su sobredimensionamiento, debiéndose los cortes y las bajadas de tensión a la sobrecarga de la red provocados por los enganches ilegales.

Por último, el Ayuntamiento manifestó al Defensor que los problemas a los que se refería la queja fueron solucionados por Endesa, lo que corroboraba la información ya recabada de los otros organismos y administraciones. «Por ello, entendimos que no eran precisas nuevas actuaciones y procedimos al archivo del expediente de queja», sentencia.