<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Piden vigilar partidas de pepinos recogidos semanas atrás para que no salgan ahora al mercado europeo




ALMERÍA HOY / 14·01·2019

En esto de la crisis del pepino, parece que el precio de esta hortaliza remonta en los últimos días, si bien las pérdidas generadas desde noviembre son cuantiosas. Así las cosas, desde Asaja-Almería advierten a este medio aconsejando a las administraciones vigilar partidas de pepinos recogidos semanas atrás para que no salgan ahora al mercado europeo, con la consecuente merma de calidad para el consumidor.

Así lo explica Miguel Ángel Serrano: «¿Qué ha pasado con el pepino? Bajó el precio porque apretó el calor en octubre, y entonces hubo una sobreproducción, y de la misma manera que el clima hizo que el precio bajara entonces, ahora ha llegado el frío, y el mismo clima ha sido el que ha hecho que el precio suba. Lo que nosotros pedimos es que no sea el clima el que regule totalmente el mercado».

En ese sentido, propone que «que se usen los mecanismos que vienen contemplados y evitar esa dependencia, porque la agricultura intensiva en Almería tiene 70 años de historia, ha sido pionera en muchas cosas, pero seguimos dependiendo demasiado del clima».

Preguntado por qué no se emplean esos mecanismos de gestión de crisis, contesta que «al final, los puede aplicar quien tiene la potestad de aplicarlos, en el caso de las medidas de prevención y gestión de crisis, al final son las OPFH». «Otras medidas que se pueden aplicar son la extensión de la norma a través de Hortifruta. Y nosotros también pedimos que se haga una planificación conjunta; si entre todas las OPFH se pudiera planificar la campaña poniéndose todos de acuerdo... Es verdad que al final el clima tiene que regular, pero al menos así se consigue que no haya tanto volumen de producción del mismo producto en el mismo periodo. Aunque luego el clima regule, pero esa planificación hay que hacerla».


Descoordinación del sector

«Lo que no puede ser —abunda— es que sigan habiendo retiradas descoordinadas, como hemos visto en diciembre, y donde unos agricultores retiraban y otros no. Nosotros queremos retiradas conjuntas cuando toque hacerlas, con unos fondos detrás que digan cómo, cuándo y dónde hay que hacerla. Al final se trata de que todos rememos en la misma dirección».

Miguel Ángel Serrano aclara que «ahora, con el frío y la paralización de países competidores, ha subido algo el precio, lo vemos por ejemplo en el calabacín». «Ahora bien, tenemos que tener mucho cuidado, nosotros lo estamos pidiendo: hay que controlar la calidad del producto. Tampoco queremos que pepinos que llevan recogidos varias semanas en el almacén, que ahora salgan al mercado europeo y que no cumplan con los estándares de calidad mínima. Pedimos que se controle eso, que si ahora empieza a llegar pepino en mal estado a países europeos, a lo mejor dicen eso de que no quieren pagar por esos pepinos. Entonces, no queremos que recaiga el precio del pepino por no cumplir con los estándares de calidad».