<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Inauguradas las nuevas dependencias de la Gerencia de Urbanismo




ALMERÍA HOY / 30·01·2019

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha inaugurado hoy el nuevo edificio que, alberga las dependencias de la Gerencia de Urbanismo, enclavado en la Plaza Marín, en pleno Casco Histórico.

Un inmueble “funcional, accesible y moderno” que, en palabras del primer edil, “marcará un antes y un después en la historia de la relación de los almerienses con el Casco Antiguo” y que, además de revitalizar el “corazón de la ciudad”, va a suponer un ahorro de 300.000 euros anuales a las arcas municipales “en alquiler, una mejora en las condiciones de trabajo de los funcionarios y un mejor servicio que poder ofrecer a la ciudadanía”, ha recalcado.

“Gestionar una ciudad es hacer bien las cosas. Liderar el proyecto de una ciudad significa tomar las decisiones correctas. Y revitalizar el Centro Histórico no sólo es algo bueno: es hacer lo correcto por Almería y por los almerienses”, ha expuesto tras inaugurar el nuevo inmueble, convencido de que la mejor forma de llenar de vida el Casco Histórico “es dotarlo de puntos de atracción y encuentro urbano. Seguimos cumpliendo de este modo con un objetivo con el que el Ayuntamiento está firmemente comprometido: devolver al Casco Histórico lo que el tiempo y la desidia le ha ido quitando durante muchos años”.

Junto a Miguel Ángel Castellón, concejal de Vivienda y Desarrollo Urbano, miembros del Equipo de Gobierno y la Corporación; los arquitectos del proyecto, Juan M. López Torres y Juan M. López González, responsables de la empresa encargada de su ejecución, Vialterra, y personal de la Gerencia de Urbanismo, el primer edil ha recorrido las nuevas instalaciones, que han supuesto la inversión de 3,8 millones de euros.

Fernández-Pacheco, tras agradecer la presencia en este acto de los redactores y ejecutores del proyecto, así como de las personas que han estado al frente, en corporaciones anteriores, de la concejalía de Urbanismo, entre otros, Diego Cervantes, María Muñiz y Juan Megino, ha querido poner en valor esta actuación en el marco del “ambicioso” Plan Integral Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal, “una estrategia de reactivación y puesta en valor del Casco Histórico que cuenta con una inversión plurianual de 9,5 millones de euros”, ha recordado





Funcionalidad, diseño y polivalencia


El resultado de esta obra es un edificio de 3.043,60 metros cuadrados de superficie, de los que 2.624 metros cuadrados estarán destinados a uso administrativo (86% del total de la construcción). Se completa el inmueble con un espacio reservado a actividad hostelera.

Ambos usos serán independientes en sus accesos, núcleos de comunicación vertical, circulaciones, instalaciones,...permitiendo usos diferenciados. El nuevo inmueble cuenta con dos vestíbulos, con accesos independientes desde Plaza Marín (entrada principal) y calle Pósito. Ya en su interior, se reparten las diferentes secciones de la Gerencia de Urbanismo, con un total de 83 puestos de trabajo dispuestos a lo largo de las tres plantas principales del inmueble.

Cuenta también con una moderna sala de usos múltiples, con capacidad para 70 personas, una sala polivalente, salas de reuniones, zona de impresión y una moderna zona de archivos, con estanterías móviles, así como de preinstalación Wi-Fi en zonas comunes. La funcionalidad del espacio ha sido uno de los elementos que ha querido destacar el primer edil en este acto inaugural, permitiendo la celebración de encuentros o exposiciones en sus dependencias. En este sentido ha anunciado que la primera exposición que albergará este nuevo edificio, en su hall y sala polivalente, acercará uno de los proyecto más transformadores de la ciudad, como ha sido el de la Rambla Federico García Lorca, coincidiendo con el vigésimoquinto aniversario de su construcción, con material que será aportado por su diseñador, el arquitecto Antonio Góngora, a quien el alcalde ha querido agradecer su colaboración.

La sostenibilidad ambiental y energética son también aspectos que se han cuidado de manera particular en el diseño del nuevo edificio. Así, los despachos y salas administrativas disponen de luminarias con sistema DALI integrado, LED de bajo consumo, detectores de presencia y testeo constante de la luminosidad. El sistema de climatización, de alta eficiencia energética, permite la zonificada por estancias y la ventilación con recuperadores de alta eficiencia.

“Será un edificio muy luminoso, con amplios ventanales y vidrio fotovoltaico, para aprovechar la luz solar para generar energía eléctrica para el autoconsumo”, ha referido de manera particular el alcalde, quien se ha congratulado de la puesta en funcionamiento de un edificio “que sin duda va a contribuir a seguir revitalizando el Casco Histórico”.